From one of the greatest novelists of the American West comes a surprising and riveting story set in Montana and New York during the Harlem Renaissance, drawing together an unlikely set of thwarted performers in one last inspired grasp at life's set of gold rings: love and renown.

Susan Duff -- the bossy, indomitable schoolgirl with a silver voice from the pages of Doig's most popular work, Dancing at the Rascal Fair -- has reached middle age alone, teaching voice lessons to the progeny of Helena's high society. Wesley Williamson -- business scion of a cattle-empire family -- has fallen from the heights of gubernatorial aspirations, forced out of a public career by political foes who uncovered his love affair with Susan. Years later, Susan is taken off guard when Wes arrives at her door with an unusual request: to train his chauffeur, Monty, in the ways of voice and performance.

Prairie Nocturne is the saga of these three people and their interlocked destinies. Monty is distantly known to Susan from their childhoods in the Two Medicine country, yet an enforced stranger because of the racial divide. When she realizes he possesses a singing voice of rare splendor, Susan joins Wes's Pygmalion-like project to launch Monty on a performing career -- only to find the full force of the Ku Klux Klan in their way. As Monty and Susan overcome treacherous obstacles, Wes's mysterious motives unsettle everyone, including himself, and the trio's crossed fates form a deeply longitudinal novel that raises everlasting questions of allegiance, the grip of the past, and the costs of career and passion.
“No cocina, pero tampoco muerde”. Así comienza el anuncio en el que Rose Llewellyn, una viuda de “buenas costumbres y disposición excepcional”, se ofrece en el otoño de 1909 como ama de llaves; la frase capta de inmediato la atención de Oliver Milliron, un viudo con tres hijos y poca maña en las tareas domésticas, que la contrata para poner un poco de orden en su casa de Marias Coulee, Montana.

Y así comienza también la inolvidable temporada que Rose y su hermano Morris, un dandi sabelotodo, pasarán en este pueblo de granjeros. Cuando la maestra local se escapa con un predicador, Morris se verá obligado a aceptar su puesto; sus particulares métodos de enseñanza marcarán para siempre a los jóvenes alumnos de la escuela rural. Ni ellos ni la familia Milliron ni el pueblo de Marias Coulee volverán a ser los mismos tras la llegada de Rose y Morris.

Ivan Doig está considerado como uno de los mejores cronistas contemporáneos del Oeste americano, alumno aventajado de autores como Wallace Stegner o Norman Maclean. Una temporada para silbar es una de sus mejores novelas, fruto de su particular manera de entender la vida y la imponente naturaleza de Montana.

«Yo no había encontrado un personaje de un maestro tan emotivo y tan entrañable desde El club de los poetas muertos. (...) Una bellísima novela.»Marta Rivera de la Cruz, La linterna

«Doig es, en el mejor sentido, un novelista clásico: te sientes como si estuvieras en manos de un experto absoluto del arte de narrar, a la manera de Walter Scott o del primer Dickens. El paisaje y los personajes cobran vida, la prosa es impecable, y como los maestros citados, Doig dota a cada escena y a su historia de una profunda sabiduría emocional.»O, The Ophra Magazine

«Una historia memorable, ambientada a principios de siglo, pero contemporánea en sus temas y universal en su percepción del corazón humano.»The Seattle Times

El verano de 1939 se presenta como uno más en la vida de Jick McCaskill, un chico de English Creek, Montana. Jick espera con ansia los ritos estivales: el conteo de las ovejas, el rodeo y el baile con que se celebra la fiesta del Cuatro de Julio. Pero cuando su hermano Alec anuncia que ha decidido casarse y renunciar a sus estudios universitarios, la armonía familiar se tambalea.

Con poco más de catorce años, Jick acompañará a su padre en una de sus excursiones como guarda forestal y le echará una mano en sus muchos quehaceres; la dureza del trabajo y la vida al aire libre, sus nuevas responsabilidades y la gente que va tratando lo introducen en el mundo de los adultos que hasta entonces le estaba vedado.

Verano en English Creek evoca ese momento mágico de la vida de todo adolescente en que el mundo parece abrirse a su alrededor, lleno de posibilidades y misterios por desvelar. El escenario de la narración, sus gentes y paisajes, nos habla de una forma de vida más humana y sencilla, hoy ya desaparecida. Con esta novela, la primera dedicada a la saga de los McCaskill, Ivan Doig se consolidó como uno de los más memorables narradores del mundo rural norteamericano.

«(Verano en English Creek) Es pura literatura, con hondura moral, y no hay línea roja alguna que separe lo real de lo imaginario.»Robert Saladrigas, Culturas (La Vanguardia)

«Ivan Doig es comparable a Robert Louis Stevenson por la manera mágica en que combina historia con ficción, aventura con vida cotidiana y leyenda con tradición.»The Washington Post

«Doig es, en el mejor sentido, un novelista clásico: te sientes en manos de un experto absoluto del arte de narrar, a la manera de Walter Scott o del primer Dickens. El paisaje y los personajes cobran vida, la prosa es impecable, y como los maestros citados, Doig dota a cada escena y a su historia de una profunda sabiduría emocional.»O, The Ophra Magazine

©2019 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.