Texto, mundo, contexto: intersticios. (Génesis Discursiva)

Editorial UNED
Free sample

Esta obra desvela el trasfondo de las aporías que envuelven y distorsionan actualmente a la ciencia del lenguaje, denominada Lingüística. El autor prosigue una investigación fenomenológica de fundamentación poética del pensamiento y del lenguaje.
Read more
Collapse
Loading...

Additional Information

Publisher
Editorial UNED
Read more
Collapse
Published on
Jul 30, 2013
Read more
Collapse
Pages
384
Read more
Collapse
ISBN
9788436266825
Read more
Collapse
Read more
Collapse
Best For
Read more
Collapse
Language
Spanish
Read more
Collapse
Genres
Language Arts & Disciplines / Linguistics / General
Read more
Collapse
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more
Collapse
Eligible for Family Library

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
El lenguaje implica como acto natural de habla un fondo táctil y metonímico en consonancia con el entorno vivencial del hablante. Es una taxia antepredicativa que induce un a priori correlativo y una semiosis constante que lo transforma en fondo categorial y perceptivo del conocimiento. De aquí procede una función gramatical mínima y cuántica. Su resonancia de fondo nos exige retomar el valor poético del nombre, del acto de nombrar incurso en toda palabra o esquema suyo. El deseo de conocer e interpretar la realidad nos mueve incluso a percibirla como nunca la conocemos realmente fuera del lenguaje. Es el vuelo del discurso, dice G. Santayana. Su potencia de vuelo le viene, sin embargo, del subfondo ontológico, nouménico, que forma el órgano del pensamiento, predijo W. von Humboldt.

La lingüística académica y el análisis gramatical olvidaron la constitución dramática del pensamiento, ya activa en Platón y heredada, entre otros, por Herder, Gerber, Nietzsche y el mismo Humboldt, a los que siguieron, como intérpretes suyos, Dilthey, Husserl, Heidegger, Jaspers, Benjamin, Merleau-Ponty, Lévinas y Derrida.

La claridad mental de la hermenéutica germánica tuvo también respuesta adecuada en filólogos lingüistas o filósofos a veces poco considerados al respecto, como los españoles A. Amor Ruibal, G. Santayana y J. Ortega y Gasset. Resaltamos aquí, pues, el aporte ilustrado de la lingüística naciente y del conocimiento poético en la frontera del siglo XX. El método funcionalista derivado de F. de Saussure lo ensombreció indebidamente al extrapolar L. Hjelmslev el encubrimiento fenomenológico de las formas, al cual le dio, sin embargo, un giro que recuperaba en la función semiótica la sustancia expresiva que el sistema lingüístico redujo previamente. Giro ya iniciado antes por el lingüista americano Ch. S. Peirce en consonancia con la novedad del método científico esbozado al descubrirse la radiación atómica de la energía y el fondo cuántico de la materia. Se abre así la escena de un drama, el horizonte de un discurso uniforme –M. Bréal– y apasionante: sintáctico, semántico y narrativo. A las ideas las subtiende un drama, al ideoma un drama, precisa Ortega y Gasset. Su acción nos implica a todos como actores, autores e intérpretes continuos de la vida.

El fenómeno que arrasa online: @ortografía. La importancia de hablar y escribir bien.

- Lo correcto en español es: «tuit», «tuitear», «retuitear», «champú», «bluyín», «bufé», «eslogan», «fólder», «sándwich», «podio», «pódium».
- Los meses y los días de la semana se escriben con minúscula porque son nombres comunes.
- Se puede poner puntos suspensivos, coma, dos puntos o punto y coma después de los signos «?» y «!». En cambio no se pone punto, ya que el signo lo incluye.
- «Horror»: es con «h». «Error»: es sin «h». La «h» es muda, no invisible.

«La cuenta de Twitter fue una idea que tuvimos entre varios amigos con el único fin de contribuir a enseñar la correcta escritura de nuestro idioma. Al ver en las redes sociales tantos errores ortográficos, decidimos que Twitter sería una buena manera de enseñar a escribir correctamente, creamos la cuenta y comenzamos a escribir consejos ortográficos, tuits que sirven para aclarar las dudas más frecuentes.

Nada dice más de una persona que su manera de actuar, pensar, hablar y escribir. El propósito de este libro es ofrecer una guía para expresarse de forma correcta, tanto oralmente como por escrito, a fin de evitar errores que en ocasiones pueden hacernos quedar mal e incluso pasar momentos vergonzosos. Y no solo eso: en él también figuran muchas razones para reflexionar sobre la importancia de aprender a leer, escribir y hablar bien. No mires la cantidad de páginas que vas a leer, más bien valora la cantidad de información que vas a recibir. Para ello, se ha optado por ofrecer una serie de consejos breves y útiles que sirvan para aclarar las dudas más frecuentes, con la idea de cubrir todas las lagunas posibles y así incentivar a los lectores para que avancen en el propósito de escribir y hablar cada día mejor.

En este camino, una de las ayudas principales es el amor por la lectura, porque quien tiene deseos de aprender aprovecha cada oportunidad para hacerlo.

Las personas que leen viven menos... menos engañadas, menos explotadas, menos estresadas, menos aburridas, menos amargadas, menos oprimidas y menos conformes.»

©2019 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.