Transformando La Educación, Desde La Práctica Docente: Reflexionando En Y Sobre La Acción

Palibrio
Free sample

En el libro se explican claramente los elementos indispensables para comprender la importancia, el proceso y las acciones para mejorar la prctica docente, a travs de un proceso formal de evaluacin y de capacitacin permanente por medio de la mentora. Se proporcionan los recursos necesarios para confirmar si en las escuelas realmente se desarrolla un currculo centrado en el estudiante o centrado en el docente. Se ofrece adems la metodologa para implementar un proceso de mejoramiento de la prctica docente; al configurar las acciones didcticas instrumentadas por el docente, partiendo de la aplicacin en espiral de los tres procesos complementarios de evaluacin: autoevaluacin, coevaluacin y heteroevaluacin. Se explican los eventos sucesivos que encadena el desarrollo curricular dentro o fuera del aula; enfatizando en la interdependencia de las acciones del docente con su ambiente, donde los estudiantes deberan jugar un papel protagnico en el aprendizaje; ambos actores al estar integrados en un proceso generan una sinergia donde se influye mutuamente, afectando con ello sus acciones o prcticas. Con las herramientas proporcionadas en este libro es posible encontrar las situaciones que mantienen las regularidades del sistema educativo e identificar las irregularidades ms frecuentes de cada uno de los contextos escolares. Se ofrece en este sentido una aproximacin a referentes tericos de importancia que deben ser considerados al abordar investigaciones en dicho mbito y los instrumentos indispensables para poder contestar las siguientes preguntas cientficas: Cmo puede estructurarse un programa para el mejoramiento de la prctica docente? Cules son las prcticas docentes predominantes en los diferentes niveles educativos? Existe correlacin entre los resultados de la autoevaluacin de la prctica docente con las evaluaciones del desempeo docente realizadas por los estudiantes? En qu medida se mejora el proceso educativo al implementarse un sistema de evaluacin de la prctica docente? Qu impacto tiene la mentora en el proceso de mejoramiento de la prctica docente?
Read more
Loading...

Additional Information

Publisher
Palibrio
Read more
Published on
Jul 1, 2013
Read more
Pages
126
Read more
ISBN
9781463360399
Read more
Language
Spanish
Read more
Genres
Education / Physical Education
Read more
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more
Read Aloud
Available on Android devices
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
Siempre que se saca a relucir el término competición, en la Educación Física escolar se arma un Gran revuelo entre aquellos docentes que la defienden como una manera de motivar a sus alumnos y mantenerlos activos, y aquellos que la desechan por considerar que los valores que comporta no son lo más adecuados, socialmente hablando, para el desarrollo de la personalidad.  Del mismo modo, los defensores acérrimos de la coeducación y de los juegos cooperativos son criticados a menudo por considerar que sus actividades carecen del factor competitivo, un plus a modo de incentivo que el ser humano posee por propia naturaleza.
Pero el hecho real es que en nuestras clases de Educación Física en los colegios hay cabida para ambos tipos de actividades, y el decantarse de forma extrema por el uso de unas u otras puede llevarnos a la no consecución de uno de nuestros objetivos principales, la educación integral del alumno.
Es cierto que la competición es el mejor método para que los niños comparen sus capacidades o cualidades con el resto, pero también lo es que se convierte en un entorno en el que se pueden medir los propios resultados y la mejora realizada con el trabajo individual (sin por ello tener que estar pendientes de la actuación del resto de compañeros). Los juegos y actividades cooperativas, por mucho que nos empeñemos, no dejan al margen este tipo de comparaciones grupales o individuales, precisamente por tratarse de ejecuciones en las que un grupo de individuos deben colaborar hacia un fin común, bien sea todos realizando la misma acción o cada uno una diferente, pero, al fin y al cabo, estamos simplemente ante una suma de capacidades y cualidades individuales.
Si una exposición continua a actividades puramente competitivas puede resultar perjudicial para la autoestima de los alumnos “menos capaces” (y con ello vendría la desmotivación y no participación en clase), el desarrollo exclusivo de actividades cooperativas también puede serlo para la de los “más capaces” (que mostrarían el mismo sentimiento de inutilidad y aburrimiento), por lo que resulta lógico pensar que hay que alejarse de ambos extremos y acercarse preferentemente a términos medios en lo que lo primordial sea la participación del alumno y no la naturaleza de las actividades.
Así, el planteamiento metodológico del docente se convierte en la pieza clave para mantener la atención e interés de sus alumnos, que son dos de los pilares sobre los que se asienta el trabajo continuo de los mismos, y es de nuestra responsabilidad el saber cuándo convertir un ejercicio o un juego en cooperativo o cuándo llevarlos a cabo de forma competitiva.
En este libro les presento la batería de juegos y actividades que más utilizo en mis clases, en campus deportivos y culturales, o en campamentos, precisamente por tratarse de situaciones generales que pueden convertirse fácilmente en un juego cooperativo, en un reto personal, o en una competición entre alumn@s.
El acceso a la función pública se caracteriza fundamentalmente por generar un proceso  intenso  y  extenso  en  el  tiempo  de  preparación  del  futuro  docente.  La  actual estructura del sistema de oposiciones, los proyectos de cambio y la incertidumbre que acompaña a los mismos, hace que los autores sean sensibles atodo ello y aborden con rigor y  profundidad la  preparación  de  las  quince  Unidades  Didácticas  Integradas  que siempre, en éste u otro número,vana estar en la exigencia curricular de las sucesivas convocatorias.Es por ello que este libro sobre cómo realizar las UDI, se ofrece como referente válido  por  su  gran  capacidad  de  síntesis,  por  presentar  unos  contenidos  prácticos actualizados y novedosos aunque sin olvidar los pilares clásicos que sustentan la teoría y ayudar a su exposición, en un encomiable buen hacer didáctico.


Este quinto volumen completa a los anteriores dedicados al Temario (versión extensa y resumida), Programación Didáctica y Casos Prácticos. El actual sobre cómo hacer las UDI, se complementará en un futuro muy próximo con el siguiente dedicado a cómo preparar y realizar la exposición oral de las mismas en la oposición. 


Si resumimoslo concerniente  a  las  Unidades Didácticas  Integradas  (UDI) expuesto en las últimas convocatorias, aquéllas deben ir, en un número de 15(aunque la tendencia  a disminuir esta  cifra),  incluidas  en  la  Programación  Didáctica  a entregar,  todo  ello  escrito utilizando  un  procesador  de  textos,  con  letra  Times  New Roman 12 sin comprimir o similar, y no suponiendo más de 50 páginas en su totalidad.


Nuestro objetivo es ofrecer una manera práctica y secuencial de realizar las 15 UDI que nos pide la Convocatoria, con todos sus elementos curriculares precisos y que, además, presenten una coherencia o relación interna que permita una exposición oral exitosa.  Las Unidades a realizar en un curso están en función de los diversos apartados tratados  en  la  Programación Didáctica.  Así,  tenemos  que  entender  las  UDI  como  la concreción de aquélla a través de quince “capítulos” (o los que pida en su momento la Orden de la Convocatoria) relacionados entre sí.


Esta Guía pretende ser un documento aclaratorio y vertebrador del diseño de las  quince  Unidades  Didácticas Integradas, una  ayuda  para  superar  el  proceso  de Acceso a la Función Pública. Presenta muchas posibilidades de personalización, por lo que va a constituir un trabajo original y propio con las ventajas que conlleva. 


Sobre todo,  si  el  Tribunal  nos  hace  determinadas  preguntas  sabremos  salir  airoso  de  las mismas, porque para eso lo hemos trabajado. Exponemos herramientas y estrategias para que cada interesado las personalice y extraiga el máximo provecho, resultando un trabajo original y propio con las ventajas que conlleva. Para ello hemos dividido el trabajo en dos partes: 

1ª Parte.-Fundamentación  teórica,  qué  son  y  lo  que  significan  las  Unidades Didácticas Integradas. Cómo  se  diseñan.  Sus componentes. Un  ejemplo-tipo genérico.

2ª Parte.-Relación resumida de los elementos curriculares oficiales para facilitar el diseño de las UDI.


Los autores entendemos que la persona que oposita tiene que basarse para la realización  y  exposición  oral  de  las  UDI,  en  una  parte  “fija”  similar  para  todos  y  otra “variable” al resto de los opositores: 


a)Fija. Compuesta fundamentalmente por los textos legislativos adaptados al contexto, curso, etc. No debe variar mucho de uno a otro opositor porque están recogidos    del    currículum    oficial,    aunque    apropiados    a    las características   del   grupo   de   referencia   que   hayamos expresado   en   la Programación Didáctica. 


b)Variable.  Basada  en  la  creatividad,  calidad  y riqueza expositiva  del propio opositor/a, sobre todo la hora de explicar ante el Tribunal cómo va a llevar a cabo  lo  expresado  en  la  UDI  que  éste  tiene  sobre  su  mesa. Es  lo  que popularmente conocemos como “tablas” y que incluye el uso de la pizarra y medios multimedia si éstos son factibles de usar. Pero, independientemente de ello, normalmente nos permiten aportar “anexos” para ilustrar, aseverar y complementar  nuestro  discurso expositivo. Éstos  los  hemos  incluido  en  el siguiente  y  último  libro  de  esta  “Colección  Oposiciones”,  dedicado  a cómo hay que exponer las UDI ante el Tribunal. 


En cualquier   caso,   lo   más   importante   es respetar escrupulosamente   las condiciones  de  la  Orden  de  la  Convocatoria  y  las  propias  indicaciones  de  nuestro Tribunal, sobre todo el número máximo de páginas a presentar y el tiempo límite de la exposición oral, pero siempre teniendo como referente los criterios de evaluación que nos vayan a aplicar.



La psicomotricidad no se podría entender sin el movimiento y éste sin los estímulos recibidos. La posibilidad de ofrecer los estímulos adecuados al niño, lo antes posible, le permitirá desarrollarse armónicamente y contribuirá a que la maduración del sistema nervioso se encuentre en plena comunicación con el ambiente. A nivel profesional parece haberse llegado al consenso de que el niño debe ser estimulado como un “todo”, en el que no podemos diferenciar la parte física de la psicológica y menos aún de sus emociones y sentimientos. Pero necesitamos que esta unificación de criterios se traslade a todos los ámbitos de la vida: profesional, familiar, escolar etc. Todo niño que nace tiene derecho a ser estimulado, y ésta debe ser realizada independientemente de que el niño presente o no algún tipo de patología en su nacimiento. Evidentemente debemos organizar programas de estimulación adecuados a sus características, pero existen pautas generalizables que todos deberíamos tener en cuenta, desde los profesionales hasta los propios padres y maestros de los niños. En esta obra queremos mostraros nuestra manera de entender la estimulación temprana dentro del marco de la psicomotricidad. Se divide en cuatro capítulos, el primero de ellos nos aclara el concepto de estimulación y su fundamentación, para posteriormente centrarse en los dos primeros años de vida del infante. En el segundo capítulo se aborda la estimulación desde la perspectiva terapéutica, deteniéndose en el retraso psicomotor. En el tercer capítulo se ilustra con preciosas imágenes la “magia” del masaje para bebés, argumentando de manera sólida sus beneficios. Por último el cuarto capítulo, trata demostrar las posibilidades de intervención en las primeras edades, utilizando el medio acuático como elemento diferenciador. Sinceramente, esperamos que este libro pueda servir a estudiantes, padres, profesionales, en su día a día, como una herramienta de ayuda, que contribuya a que sus “peques” crezcan de forma integral, y para ello deben hacerlo “sintiendo”.

José A. Prieto Saborit





©2018 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.