Compra EL MISTERIO DE LOS CREADORES DE SOMBRAS y llévate gratis 100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

PROMeBOOK
Free sample

Compra EL MISTERIO DE LOS CREADORES DE SOMBRAS de J. K. Vélez y llévate gratis 100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD de Sofía Cassano.

El Misterio de los Creadores de Sombras

J. K. Vélez

El libro que estás a punto de comprar ha tardado veinticinco años en completarse. La historia transcurre en los años ochenta porque el escritor comenzó a escribirla en los ochenta, cuando aún era un niño. Si, como a él, te entusiasmaron Los Goonies, no deberías perderte esta novela.

Sinopsis: Un grupo de amigos empieza a darse cuenta de que a su alrededor están pasando cosas extrañas. Los animales parecen vigilar sus movimientos, hay terremotos cuyo epicentro es su instituto y reciben una carta del tío de uno de ellos, un espeleólogo que al parecer puede prever el futuro y que les pide que emprendan una arriesgada misión de rescate. Por si fuera poco hay un asesino en serie pululando por el condado y pronto empezarán a sospechar que algo aún más terrible e inimaginable acecha en las sombras…

580 páginas de pura delicia.

+

100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

Sofía Cassano

Descubre de la mano de Sofía Cassano 100 reglas heurísticas que te ayudarán a aumentar tu productividad hasta límites insospechados. Y de paso te echarás unas risas con su estilo fresco y desenfadado.

¡De regalo!
Read more

About the author

Otros libros de J. K. Vélez:

- Metavida

- Un Comienzo para un final

- El Inspirador Mejorado

- Colección Completa Cuentos 

- Rima de riesgo


 Otros libros de Sofía Cassano:

- Los dos libros que cambiarán tu relación con el dinero

- Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera.

- Guía práctica para aprovechar al máximo el poder de las afirmaciones

- Los 10 mandamientos de la prosperidad de Steve Pavlina

Read more
Loading...

Additional Information

Publisher
PROMeBOOK
Read more
Published on
Oct 18, 2015
Read more
Pages
958
Read more
Language
Spanish
Read more
Genres
Fiction / Science Fiction / Action & Adventure
Fiction / Science Fiction / Alien Contact
Self-Help / Personal Growth / Success
Self-Help / Self-Management / Time Management
Read more
Content Protection
This content is DRM free.
Read more
Read Aloud
Available on Android devices
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.
___
La definición de ingreso pasivo es aquel dinero que viene a ti incluso cuando no estás trabajando activamente, (regalías por libros, ingresos por inversiones, ingresos procedentes de los sistemas de negocio automatizados…).

Empecé a ganar ingresos pasivos en los años 90 con la creación y venta de juegos de ordenador y sus licencias. Una vez establecidos esos acuerdos y sistemas, continué ganando dinero por esos productos año tras año.

Este enfoque pronto se convirtió en un hábito. En consecuencia, la mayor parte del dinero que he ganado durante mi vida ha venido de fuentes de ingresos pasivos o semipasivos, no de un salario o un sueldo por mis horas trabajadas.

Me llevó muchos años encontrar la manera de ganarme la vida de esta manera, incluso acabé en la quiebra por el camino, pero con el tiempo supe lo que tenía que aprender. Funciona, y yo sin duda aprecio los beneficios de esta manera de vivir.

La verdad es que es mucho, mucho más fácil ganar ingresos pasivos de lo que lo era cuando yo empecé. Hay tantas oportunidades ridículas por ahí, especialmente en línea, que si eres por lo menos medianamente inteligente, sin duda podrás hacerlo. Hay maneras de ganar dinero en línea en las que ni siquiera necesitas tu propio sitio web, ni tampoco necesitas tener mucho dinero para empezar a ganar ingresos pasivos.

La obtención de ingresos pasivos no es difícil. La forma de hacerlo real es bastante sencilla.

La parte difícil es limpiar nuestras cabezas de ideas preconcebidas, derribar la gran cantidad de falso acondicionamiento que arrastramos, mantener una actitud constructiva y desactivar miedos ilógicos. El reto aquí es tu propio desarrollo personal... para convertirte en el hombre o la mujer que no se bloqueará a sí mismo cuando por fin emprenda.

---

El Inspirador Mejorado

por J. K. Vélez

¿Qué harías si un día al salir de casa descubrieras que en la de los vecinos hay un perro mecánico de ojos encendidos?
¿Qué pasaría si no fueras capaz de recordar quién eres o si fueras consciente de que una fuerza desconocida intenta borrar tu identidad?
¿Aceptarías convivir durante un mes con cinco extraños un poco locos para hacer realidad uno de tus sueños?
¿Y si tu realidad fuera un sueño de locos un tanto extraño?
Y lo más importante de todo... ¿Comprarías esta novela para descubrirlo?

Fragmento:

Entonces me acordé del perro metálico.

Ahora, al solete del mediodía, me parecía que debía haber sido un sueño. Aun así, cerré la puerta del coche y me aproximé a la verja con paso indeciso.

Un par de herramientas para el jardín, una piscina hinchable deshinchada, unas cuantas bolas de billar de un billar de juguete… ¿Unas redes de pescar?

Pero ni rastro del perro con ruedas. Sin embargo, al fondo, junto a la puerta de la cocina, distinguí una caseta para perros. ¿Tendría el perro androide una caseta para perros, como los perros de verdad? Los perros androides si llueve se mojan, como los demás. Una caseta sería lo propio, para evitar un cortocircuito en su cerebro positrónico canino.

Pensé en llamar a la puerta, pero de pronto me di cuenta de que no me acordaba de mis vecinos. ¿Quién vivía junto a mi casa?

Entonces tuve la espeluznante sensación de que tampoco mi casa era mi casa.

Y luego descubrí que yo no era yo.
Basado en el principio de que los bienes que generan ingreso siempre dan mejores resultados que los trabajos tradicionales, Robert Kiyosaki explica cómo pueden adquirirse dichos bienes para, eventualmente, olvidarse de trabajar.

El libro #1 de finanzas personales.

Con un estilo claro y ameno, este libro te pondrá en el camino directo al éxito financiero y así lograrás que el dinero trabaje para ti.

Padre rico Padre pobre es el bestseller que revolucionó la forma de entender las finanzas personales. El autor y conferencista Robert Kiyosaki desarrolló una perspectiva económica única a partir de la exposición que tuvo a dos influencias: su propio padre, altamente educado pero muy inestable y el padre multimillonario, sin educación universitaria, de su mejor amigo.

Los problemas monetarios que su Padre pobre experimentó toda la vida (con cheques mensuales muy respetables pero nunca suficientes) rompían con lo que le comunicaba su Padre rico: que la clase pobre y la clase media trabajan por dinero pero la clase alta, hace que el dinero trabaje para ellos. Kiyosaki presenta la filosofía detrás de esta relación excepcional con el dinero. Este libro aboga de manera convincente por el tipo de conocimiento financiero que nunca se enseña en las escuelas.

Padre rico padre pobre lo ayudará a:

-Derribar el mito de que usted necesita tener un ingreso elevado para hacerse rico.

-Desafiar la creencia de que su casa es una inversión.

-Mostrar a los padres por qué no confiar en el sistema escolar para la enseñanza de sus hijos acerca del dinero.

-Definir de una vez y para siempre qué es una inversión y qué es una obligación.

-Mostrar qué enseñar a los hijos acerca del dinero para su futuro éxito financiero.

Lo que ha dicho la crítica:

"Padre rico padre pobre es el punto de partida para quien quiera tomar el control de su futuro financiero." -USA Today

Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.

---

COLECCIÓN COMPLETA CUENTOS
Este volumen incluye los siguientes relatos:

Alexa: En la academia de la flota planetaria una nueva cadete deberá aprender los preceptos de no intromisión, la única manera de garantizar que las nuevas especies de la galaxia no sean prejuzgadas por la mente humana.

Los gatos pueden ser muy persuasivos: ¿Qué pasará cuando los gatos tengan traductores felino-humano?

Ayer provoqué el fin del mundo: A veces soñar con el futuro puede ser muy peligroso.

Conclusiones erróneas: O por qué no deberían mezclarse juguetes genéticos, curas y babosas.

De vez en cuando...: Llegará un momento en que el simple hecho de coger un ascensor y encontrarse con otro ser humano supondrá algo terrorífico.

La inmutable verdad: O la versión futurista del amigo imaginario.

Mentes de cristal: ¿Cuán peligroso puede llegar a ser un libro? Relato sobre el salto genético, el que viene después del de la era de la información.

El Monstruo: Un hombre contrata a un abogado para que lo defienda de unos asesinatos que aún no ha cometido.

La importancia de morir como Ernesto: Una curiosa posibilidad de lo que nos espera tras el umbral.

Un caso para Mr. Thomas: Reynés, un empresario desesperado, contrata a un detective inglés para encontrar al asesino de su hijo. (La productora Pacá Payá hizo un corto basado en este relato).

El más puro terror: O lo que puede ocurrir si buscas emociones fuertes en los anuncios por palabras del periódico.

Preso: ¿Qué pasaría si todos los días tuvieras que librar una terrible batalla contra tu subconsciente para conseguir despertarte por las mañanas?

Los ojos del pozo: Un músico descubre por casualidad que tiene unas pequeñas y voraces criaturas viviendo en el pozo abandonado de su jardín. (Este cuento fue seleccionado y publicado en los "Premis literaris CONSTANTÍ 2005").

La asombrosa historia de Marcus Sans: Un escritor descubre que todos los relatos que escribió y que jamás sacó del cajón están siendo convertidos en películas y series de éxito sin su permiso. Indagando en la cuestión empezará a cuestionarse si no estará viviendo una experiencia sobrenatural.

Natalia me cuida, Natalia me protege: Lo que ocurre cuando dejas de tomarte las pastillas... y estás un poco perturbado. (Un poquito).

Acabando: Sueño y realidad se confunden en este relato...

The bestselling success book of all time--Think and Grow Rich-- is now available in Spanish.

El libro de éxito más vendido de todos los tiempos —Piense y hágase rico— ya está disponible en español.
 
Piense y hágase rico ha sido llamado el "abuelo de toda la literatura de motivación". Fue el primer libro que se atrevió a preguntar audazmente: "¿De qué está hecho un ganador?". Napoleon Hill, el hombre que hizo la pregunta y escuchó la respuesta, hoy en día se considera como uno de los ganadores más destacados del mundo.
 
¡Descubra los secretos que le harán descubrir su mayor potencial!
 
Si usted está feliz con su vida tal como es, deje de leer ahora mismo. Pero si usted quiere más de la vida —más riqueza, más éxito, más independencia— entonces usted está a punto de unirse a las legiones de mujeres y hombres exitosos que juran por Piense y hágase rico  de Napoleon Hill.
 
Esta es la edición original, de la clásica y legendaria guía que ha demostrado a millones de lectores en todo el mundo cómo alcanzar sus objetivos a través de una serie de leyes, claras y sencillas, que llevan al éxito.
 
No espere más, ¡ponga estas reglas a trabajar para usted hoy mismo!. Todo comienza con las primeras líneas de esta valioso libro.


Think and Grow Rich has been called the "Granddaddy of All Motivational Literature." It was the first book to boldly ask, "What makes a winner?" The man who asked and listened for the answer, Napoleon Hill, is now counted in the top ranks of the world's winners himself.

Unlock the Secrets to Your Highest Potential!

If you are happy with your life just as it is, stop reading right now. But if you want more out of life – more wealth, more success, more independence – then you are about to join the legions of successful men and women who swear by Napoleon Hill’s Think and Grow Rich.

 Here is the original, classic edition of the legendary guidebook that has shown millions of readers around the world how to attain their goals – through clear, simple, step-by-step laws to achievement.

 Put these rules to work for you today. It all starts with the opening lines to this treasured work.

Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.
___
La definición de ingreso pasivo es aquel dinero que viene a ti incluso cuando no estás trabajando activamente, (regalías por libros, ingresos por inversiones, ingresos procedentes de los sistemas de negocio automatizados…).

Empecé a ganar ingresos pasivos en los años 90 con la creación y venta de juegos de ordenador y sus licencias. Una vez establecidos esos acuerdos y sistemas, continué ganando dinero por esos productos año tras año.

Este enfoque pronto se convirtió en un hábito. En consecuencia, la mayor parte del dinero que he ganado durante mi vida ha venido de fuentes de ingresos pasivos o semipasivos, no de un salario o un sueldo por mis horas trabajadas.

Me llevó muchos años encontrar la manera de ganarme la vida de esta manera, incluso acabé en la quiebra por el camino, pero con el tiempo supe lo que tenía que aprender. Funciona, y yo sin duda aprecio los beneficios de esta manera de vivir.

La verdad es que es mucho, mucho más fácil ganar ingresos pasivos de lo que lo era cuando yo empecé. Hay tantas oportunidades ridículas por ahí, especialmente en línea, que si eres por lo menos medianamente inteligente, sin duda podrás hacerlo. Hay maneras de ganar dinero en línea en las que ni siquiera necesitas tu propio sitio web, ni tampoco necesitas tener mucho dinero para empezar a ganar ingresos pasivos.

La obtención de ingresos pasivos no es difícil. La forma de hacerlo real es bastante sencilla.

La parte difícil es limpiar nuestras cabezas de ideas preconcebidas, derribar la gran cantidad de falso acondicionamiento que arrastramos, mantener una actitud constructiva y desactivar miedos ilógicos. El reto aquí es tu propio desarrollo personal... para convertirte en el hombre o la mujer que no se bloqueará a sí mismo cuando por fin emprenda.

---

Metavida

por J. K. Vélez

Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor. Fragmento:

En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos.
Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada.
Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto.
Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas.
Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura.
No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida.
Alguien le arañó la cara y le pidió perdón.
Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse.
A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra.
Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello.
Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas.

- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda.

...

La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos.
Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos.
No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...
Se me va
Elena Larreal

"Soy una persona muy sociable, aunque mis amigas no existan."
"Dicen que es mejor no prometer nada a nadie porque cuando le dices a alguien que vas a hacer tal cosa, tu cerebro te da la recompensa inmediatamente, sólo por decirlo, y como ya te has premiado ya no sientes la necesidad de hacerlo y no lo haces. Que lo mejor es no prometer nada, sino hacerlo directamente. Es la mejor forma de que ocurran las cosas.
En mi caso, lo de hablar con mis trastos tiene un efecto parecido. Consigo que las cosas pasen antes de que tengan que pasar. Quizá por eso corté tan rápidamente con Román. Cuando no paras de hablar durante todo el santo día con tus cosas, tu cerebro no deja de premiarte. Siento que las cosas dichas son ya cosas hechas y paso al siguiente punto de la lista. Así, mi vida suele ir más rápida que la del resto de la gente."

Elena, una esquizofrénica no tratada que habla con sus electrodomésticos, conoce a Román, un chico romántico capaz de hablar con los muertos. Pero también conoce a Hombre Misterioso, un joven que asegura haber absorbido durante el embarazo a su hermano gemelo y que tiene la capacidad de ponerla como una moto. Como pasa con todas las cosas buenas de la vida, Elena tendrá que elegir a uno de los dos. O quizá haya otra salida.
Un novela hilarante protagonizada por tres locos de los que te enamorarás.

+

Un Comienzo para un Final
J. K. Vélez

Un viaje que comienza como tantos otros en un tren y que puede ser el principio de la locura o, quizá, de una nueva e inesperada vida.

Fragmentos:

(1) Todo empezó hace tres meses.
Conozco a Esteban desde hace muchos años. Puedo decir que no creo que haya quien lo conozca mejor que yo. Cuando Esteban está deprimido, yo lo sé. Cuando Esteban está fingiendo estar estupendamente para que yo no sepa que está deprimido, yo lo sé. Cuando Esteban está exultante, para que no se note que está fingiendo estar estupendamente para que yo no sepa que está deprimido, yo lo sé. Hasta cuando Esteban está espléndido para que se me pase por alto que está exultante para que no se note que está fingiendo estar estupendamente para que yo no sepa que está deprimido, yo lo sé. Por eso, cuando entró en la redacción aquella mañana de Junio, saludando efusivamente, sonriendo a todo el mundo, amigos, enemigos y simpatizantes, convertido su andar en una danza... (1)

(2) Mi vida cambió a raíz de un encuentro con un desconocido. Estas cosas solo ocurren en el tren, y no sé muy bien el motivo. Quiero decir, que si en lugar de encontrarnos en un tren, hubiésemos tropezado en un autobús, coincidido en el metro, conocido en un avión o mareado en un barco, quizá el efecto provocado en mí y en mi vida hubiera sido menor.
Pero fue en un tren, y además en uno de esos chapados a la antigua.
Supongo que ese halo de misterio, de estar enclavados en el pasado, que se respiraba en la estación, o el revisor vestido de negro, con gorro y mostacho, fueron suficiente para condicionarme. El tren me sugestionó. Podría ser el título para un próximo artículo.
O mejor no. Por si esto fuera poco, hacía escasamente dos días había visto un corto en Versión Española sobre un tren y tres desconocidos, y lo cierto es que cuando entré en mi compartimento (al principio vacío) casi deseaba un encuentro similar.(2)

3) Hoy es la primera vez que veo salir al señor Gabriel de la habitación que ha alquilado en mi hostal. Qué tipo más extraño. Me pregunto qué llevaba en esa birria de maleta con la que llegó. Armas. Seguro. Una metralleta, a cachos. Una Uzi. Sí... Una Uzi de diseño redondeado, de acero estampado. Con mecanismo de acerrojamiento y apertura por inercia de masas. O sobres con Ántrax. O quizá un cadáver. Bueno, ahí no cabría entero, pero igual están los menudillos. (3)

Un pack que disfrutarás de principio a fin.
EL EXTRAÑO DÍA EN QUE TE DUPLIQUÉ
Avance: Eran las dos de la mañana. Wanda cogía el sueño con una facilidad pasmosa. Llevaba roncando suavemente desde medianoche. Pero Alice no conseguía dormirse. Ya no era que Patty hubiera dejado de existir, que Gandalf volviera a estar vivo o que el padre de Thomas hubiera sido asesinado. Es que, además de todo eso, ella estaba empezando a hacer cosas que luego no recordaba haber hecho. Porque hacía cinco minutos se había levantado de la cama para ir al baño y al volver a su cuarto se había encontrado en la mesita tres vasos de diferentes tamaños, unos dentro de otros a la guisa de las matrioskas. Sabía a ciencia cierta que los había cogido de su cocina, antes de acostarse, porque tenía un eco de ello en su conciencia y en su memoria, pero no sabía con qué propósito había hecho tal cosa.
Kiwi entró corriendo en su habitación y Alice dio un respingo. Por lo general dormía a los pies de Wanda y no hacía aparición por su cuarto hasta el amanecer.
El gato se subió al escritorio y se puso a rascar la ventana, atacado.
– ¿Necesitas un poco de aire, bicho?
El gato la miró con sus ojos inescrutables, sin dejar de arañar el cristal, frenético.
– Si te pusiera una bayeta en cada pata me podrías limpiar el piso.
El gato seguía a lo suyo. Su cuerpo entero clamaba "abre, abre, abre".
Alice le dio el gusto. Se inclinó un poco y al tirar de la hoja hacia arriba, algo pasó de pronto junto a su oreja. Tardó sólo un momento en darse cuenta de que Kiwi se había tirado al vacío.
Ahogó un grito y se asomó. Su gato aún estaba cayendo pues Alice vivía en un séptimo.
No fue capaz de apartar la vista. Y gracias a ello no se perdió tan singular escena.
El animal se valía del viento, en lugar de caer volaba, y su vuelo lo llevó a la copa de un frondoso árbol. Alice contempló boquiabierta como se movían las hojas conforme bajaba por el árbol y un momento después su gato saltaba al suelo y salía corriendo calle abajo sano y salvo.

Ruben y su madre esperaban angustiados a que Kim y el padre regresaran de urgencias. Timotea estaba tumbada en el suelo, tranquila, como si la tensión del momento no fuera con ella.
El señor Aubery había llamado cinco veces para tranquilizarlos. Kim estaba bien. Ya le habían hecho la pertinentes curas, le habían puesto la vacuna del tétanos, le habían dado cita para ponerle también la antirrábica y en cualquier momento les dejarían marcharse.
Ruben había puesto la tele para matar el tiempo y se habían enterado del último asesinato del criminal. Esta vez había dado un paso más, asesinando a un vecino en la propia ciudad, no en las carreteras de acceso a Bruceville, como hasta el momento había sido su modus operandi.
De vez en cuando la madre de Ruben acariciaba a Timo y le decía lo orgullosa que estaba de ella, la perra más valiente del mundo, que había protegido a Kim de aquel perro callejero que la había atacado.
El libro que estás a punto de comprar ha tardado veinticinco años en completarse. La historia transcurre en los años ochenta porque el escritor comenzó a escribirla en los ochenta, cuando aún era un niño. Si, como a él, te entusiasmaron Los Goonies, no deberías perderte esta novela. 


SINCRONÍA DEL ASOMBRO

Fragmento:  
Aquella mañana de 1985, en la tristemente famosa localidad de Bruceville, ambos despertadores sonaron simultáneamente. Había comenzado la carrera.
Alice saltó de la cama. Con una velocidad que no la caracterizaba en absoluto buscó sus pantalones y la camisa, a la vez que se deshacía del pijama. Los pantalones habían desaparecido. ¿Dónde diablos estaban? Estaba segura de haberlos dejado junto a la cama, sobre la silla, para no tener que buscarlos cuando empezara la carrera. Se apartó el pelo de los ojos. A veces detestaba ese incordio de melena rubia. Bufó enfadada, pensando seriamente en la posibilidad de raparse la cabeza al cero. Kiwi, su gato, la miraba con aire de culpabilidad desde la puerta.
– ¿Me has escondido tú los pantalones? ¡Contesta!
– Roñeu.
Se asomó al pasillo mientras el gato salía disparado. Allí estaban.
– ¡Te voy a arrancar los bigotes uno a uno! ¿Me oyes?
Ken sabía que tenía algo importante que hacer. Echó un vistazo a lo que estaba soñando y no vio nada interesante. Paró el pip-pip-pip de su despertador y entonces lo recordó. Echó una ojeada a la mesita. El aparatejo quita-sueños-provoca-ataques-cardiacos le informó visualmente de que llevaba todo un minuto de retraso. Se puso la camisa, los pantalones, el reloj, las za... las za...
Las zapatillas no estaban en su sitio. Y eso que lo había dejado todo preparado la noche anterior para no perder la apuesta. Se rascó la cabeza, pensativo. Advirtió el poco pelo que le había quedado tras el corte de su madre la tarde anterior. Le gustaba esa sensación de extrañeza que producía cualquier cambio al principio. Había leído en alguna parte que un ganador es alguien capaz de sentirse cómodo en situaciones nuevas y desde entonces abrazaba todos los cambios con entusiasmo. Resopló enfadado, las zapatillas no aparecían. Por un momento se imaginó a Gandalf escondiéndolas bajo alguna cama. Pero aquel perrillo saltarín de pelo gris estaba en el cielo de los canes desde hacía una semana. Había cambios de los que no se podía alegrar uno.

Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor. 

Fragmentos:

(1) Edgar se despertó en la isla.
Teniendo en cuenta que él lo que quería era entrar en la casa, encontrarse allí, en la arena, muerto de sed y molido, en vez de provocarle temor le hizo pensar simplemente que se habían equivocado de programa. Sentía todos sus huesos. Se sentía capaz de contarlos. Respiró durante un eterno minuto hasta que se sintió preparado para levantarse, y cuando al fin lo hizo, las piernas no lo sostuvieron y cayó de cara. Pudo poner las manos en el último momento, pero aún se le llenó la boca de arena.
Lo último que recordaba era que aquellos dos tipos tan extraños, vestidos de negro, con toda la pinta de ser una versión agresiva de los Men in black, estaban a punto de darle una paliza. Luego ya no recordaba nada. Pero debían habérsela dado, y una buena, a juzgar por cómo se sentía. Y era un poco extraño que le dieran una paliza a un concursante. Pero había algo más. Sonia. No estaba con él. La había oído gritar, ahora lo recordaba.

(2) - ¿Cómo te llamas? –le preguntó Edgar, buscando más gente a su alrededor pero sin ver a nadie.
- ¿Cómo quieres llamarme?
- Me gustaría llamarte por tu nombre.
- No tengo nombre.

Edgar lo miró de hito en hito.

- ¿No tienes nombre?
- No lo necesito.
- Perdona. No lo necesitabas. Ahora estás hablando con alguien a quien le gusta llamar a la gente por su nombre.
- Pues no tengo nombre.
- Invéntate uno.
- Bender.
- ¿Bender?
- ¿Te gusta?
- ¿Por qué Bender?
- Porque te gusta.

A Edgar ese nombre ni le gustaba ni le dejaba de gustar. Hasta que cayó en la cuenta.

- Bender, de Futurama.
- De Futurama.
- Por eso dices que me gusta.

Por imposible que pareciera el niño sonrió todavía más pero se las arregló para darle un tono serio a su siguiente pregunta:

- ¿Por qué eres distinto?
- Diablos, tú eres el distinto. Me has leído el pensamiento. Eso no lo hace mucha gente, ¿sabes?
- Necesitaba hablar de tu manera. ¿Te he ofendido?
- No, por Dios. ¿Me estás diciendo que acabas de aprender a hablar, con eso… eso que me has hecho? (2)

(3) En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos.
Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada.
Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto.
Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas.
Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura.
No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida.
Alguien le arañó la cara y le pidió perdón.
Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse.
A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra.
Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello.
Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas.

- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda.

(4) La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos.
Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos.
No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...

Compra EL CRUCE, la nueva novela de J. K. Vélez, y llévate gratis 200 CHISTES REDUCIDOS A LA MÍNIMA EXPRESIÓN, de Berto Pedrosa.

El Cruce

J. K. Vélez

El Cruce es la nueva novela de ciencia ficción de J. K. Vélez.

Si nunca has leído nada de este autor, échale un vistazo a los primeros capítulos de cualquiera de sus novelas e intenta no engancharte.

Sobre la novela

David es un niño de ocho años que ha perdido a su madre. Una noche sale de casa obligado por una poderosa atracción. Sus pies lo arrastran sin que él pueda evitarlo hacia un turbador encuentro con lo desconocido.

Sigue a David y a su padre en este viaje adrenalínico… si te atreves.

A ver dónde nos lleva todo esto…

Lo que los lectores dirían de esta novela si ya tuviera lectores

- Divertida a rabiar.

- Un viaje alucinante donde la única constante es el cambio.

- Una novela de género que toca todos los géneros sin ser para nada genérica.

- Yo quiero acostarme con el autor (soy tío, un bear).

Lo que han dicho los primeros lectores

- Un niño especial, situaciones extrañas, un recorrido con sorpresas inquietantes y suspense hasta el último momento. Una estupenda forma de pasar el rato.

Susana Merinero, fotógrafa.

El Cruce, la nueva novela de J. K. Vélez, ya está aquí.

La espera ha merecido la pena.

+

200 Chistes reducidos a la mínima expresión

Berto Pedrosa

Este volumen incluye 100 Chistes reducidos a la mínima expresión & 100 Chistes reducidos a la mínima expresión, Volumen II

—Que dice padre que vayas y que dejes de jugar con el cochino.
—Dile que acabamos este set y voy.

—Escucha cariño, es nuestra canción.
—¿Eso no es la marcha fúnebre?
—Vengo del futuro.

Equilicuá, el pato equilibrista.

—Papá, ¿soy adoptado?
—¿Tú crees que te habríamos elegido a ti?

—De esta remolacha se saca un azúcar buenísimo.
—Sí, es la caña.

La canción de Guns N' Roses favorita de los cocineros italianos es: “Ñoc ñoc ñoquis on Heaven's door”.

En realidad el Titanic lo protagonizaron Timon y Pumba... Giraron el timón a la derecha... Y PUMBA

—¿Estás más gordo?
—Es por exigencias del guión, estoy rodando una película en la que interpreto a tu madre.

Si madrugas 4 fines de semana seguidos te convalidan 2º de panadero.

—¿Cuantos gordos hacen falta para pelear?
—Dos, a lo sumo.

—Quiero ingresar en los X-men.
—¿Cual es tu poder?
—Soy más soso que morder una alpargata.
—¡De acuerdo! ¡De ahora en adelante serás sosezno!

¿Los niños del Magreb hacen los debereberes?

—Mi madre tiene un quiste del tamaño de una cuchara.
—¿Sopera?
—En cuanto pueda.

—Aquí tiene su pedido, ¿le hago albarán?
—Sí, por favor.
—TE HE ECHADO DE MENOS , TODO ESTE TIEMPO

—Mira el gato que me he comprado.
—¿Persa?
—Un kilo más o menos, es pequeño aún.

Y así hasta 200. :) Y además un regalito.
©2018 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.