Compra EL MISTERIO DE LOS CREADORES DE SOMBRAS y llévate gratis 100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

PROMeBOOK
Free sample

Compra EL MISTERIO DE LOS CREADORES DE SOMBRAS de J. K. Vélez y llévate gratis 100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD de Sofía Cassano.

El Misterio de los Creadores de Sombras

J. K. Vélez

El libro que estás a punto de comprar ha tardado veinticinco años en completarse. La historia transcurre en los años ochenta porque el escritor comenzó a escribirla en los ochenta, cuando aún era un niño. Si, como a él, te entusiasmaron Los Goonies, no deberías perderte esta novela.

Sinopsis: Un grupo de amigos empieza a darse cuenta de que a su alrededor están pasando cosas extrañas. Los animales parecen vigilar sus movimientos, hay terremotos cuyo epicentro es su instituto y reciben una carta del tío de uno de ellos, un espeleólogo que al parecer puede prever el futuro y que les pide que emprendan una arriesgada misión de rescate. Por si fuera poco hay un asesino en serie pululando por el condado y pronto empezarán a sospechar que algo aún más terrible e inimaginable acecha en las sombras…

580 páginas de pura delicia.

+

100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

Sofía Cassano

Descubre de la mano de Sofía Cassano 100 reglas heurísticas que te ayudarán a aumentar tu productividad hasta límites insospechados. Y de paso te echarás unas risas con su estilo fresco y desenfadado.

¡De regalo!
Read more

About the author

Otros libros de J. K. Vélez:

- Metavida

- Un Comienzo para un final

- El Inspirador Mejorado

- Colección Completa Cuentos 

- Rima de riesgo


 Otros libros de Sofía Cassano:

- Los dos libros que cambiarán tu relación con el dinero

- Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera.

- Guía práctica para aprovechar al máximo el poder de las afirmaciones

- Los 10 mandamientos de la prosperidad de Steve Pavlina

Read more

Reviews

Loading...

Additional Information

Publisher
PROMeBOOK
Read more
Published on
Oct 18, 2015
Read more
Pages
958
Read more
Language
Spanish
Read more
Genres
Fiction / Science Fiction / Action & Adventure
Fiction / Science Fiction / Alien Contact
Self-Help / Personal Growth / Success
Self-Help / Self-Management / Time Management
Read more
Content Protection
This content is DRM free.
Read more
Read Aloud
Available on Android devices
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
Sofía Cassano
Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.

---

COLECCIÓN COMPLETA CUENTOS
Este volumen incluye los siguientes relatos:

Alexa: En la academia de la flota planetaria una nueva cadete deberá aprender los preceptos de no intromisión, la única manera de garantizar que las nuevas especies de la galaxia no sean prejuzgadas por la mente humana.

Los gatos pueden ser muy persuasivos: ¿Qué pasará cuando los gatos tengan traductores felino-humano?

Ayer provoqué el fin del mundo: A veces soñar con el futuro puede ser muy peligroso.

Conclusiones erróneas: O por qué no deberían mezclarse juguetes genéticos, curas y babosas.

De vez en cuando...: Llegará un momento en que el simple hecho de coger un ascensor y encontrarse con otro ser humano supondrá algo terrorífico.

La inmutable verdad: O la versión futurista del amigo imaginario.

Mentes de cristal: ¿Cuán peligroso puede llegar a ser un libro? Relato sobre el salto genético, el que viene después del de la era de la información.

El Monstruo: Un hombre contrata a un abogado para que lo defienda de unos asesinatos que aún no ha cometido.

La importancia de morir como Ernesto: Una curiosa posibilidad de lo que nos espera tras el umbral.

Un caso para Mr. Thomas: Reynés, un empresario desesperado, contrata a un detective inglés para encontrar al asesino de su hijo. (La productora Pacá Payá hizo un corto basado en este relato).

El más puro terror: O lo que puede ocurrir si buscas emociones fuertes en los anuncios por palabras del periódico.

Preso: ¿Qué pasaría si todos los días tuvieras que librar una terrible batalla contra tu subconsciente para conseguir despertarte por las mañanas?

Los ojos del pozo: Un músico descubre por casualidad que tiene unas pequeñas y voraces criaturas viviendo en el pozo abandonado de su jardín. (Este cuento fue seleccionado y publicado en los "Premis literaris CONSTANTÍ 2005").

La asombrosa historia de Marcus Sans: Un escritor descubre que todos los relatos que escribió y que jamás sacó del cajón están siendo convertidos en películas y series de éxito sin su permiso. Indagando en la cuestión empezará a cuestionarse si no estará viviendo una experiencia sobrenatural.

Natalia me cuida, Natalia me protege: Lo que ocurre cuando dejas de tomarte las pastillas... y estás un poco perturbado. (Un poquito).

Acabando: Sueño y realidad se confunden en este relato...

Sofía Cassano
Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.
___
La definición de ingreso pasivo es aquel dinero que viene a ti incluso cuando no estás trabajando activamente, (regalías por libros, ingresos por inversiones, ingresos procedentes de los sistemas de negocio automatizados…).

Empecé a ganar ingresos pasivos en los años 90 con la creación y venta de juegos de ordenador y sus licencias. Una vez establecidos esos acuerdos y sistemas, continué ganando dinero por esos productos año tras año.

Este enfoque pronto se convirtió en un hábito. En consecuencia, la mayor parte del dinero que he ganado durante mi vida ha venido de fuentes de ingresos pasivos o semipasivos, no de un salario o un sueldo por mis horas trabajadas.

Me llevó muchos años encontrar la manera de ganarme la vida de esta manera, incluso acabé en la quiebra por el camino, pero con el tiempo supe lo que tenía que aprender. Funciona, y yo sin duda aprecio los beneficios de esta manera de vivir.

La verdad es que es mucho, mucho más fácil ganar ingresos pasivos de lo que lo era cuando yo empecé. Hay tantas oportunidades ridículas por ahí, especialmente en línea, que si eres por lo menos medianamente inteligente, sin duda podrás hacerlo. Hay maneras de ganar dinero en línea en las que ni siquiera necesitas tu propio sitio web, ni tampoco necesitas tener mucho dinero para empezar a ganar ingresos pasivos.

La obtención de ingresos pasivos no es difícil. La forma de hacerlo real es bastante sencilla.

La parte difícil es limpiar nuestras cabezas de ideas preconcebidas, derribar la gran cantidad de falso acondicionamiento que arrastramos, mantener una actitud constructiva y desactivar miedos ilógicos. El reto aquí es tu propio desarrollo personal... para convertirte en el hombre o la mujer que no se bloqueará a sí mismo cuando por fin emprenda.

---

El Inspirador Mejorado

por J. K. Vélez

¿Qué harías si un día al salir de casa descubrieras que en la de los vecinos hay un perro mecánico de ojos encendidos?
¿Qué pasaría si no fueras capaz de recordar quién eres o si fueras consciente de que una fuerza desconocida intenta borrar tu identidad?
¿Aceptarías convivir durante un mes con cinco extraños un poco locos para hacer realidad uno de tus sueños?
¿Y si tu realidad fuera un sueño de locos un tanto extraño?
Y lo más importante de todo... ¿Comprarías esta novela para descubrirlo?

Fragmento:

Entonces me acordé del perro metálico.

Ahora, al solete del mediodía, me parecía que debía haber sido un sueño. Aun así, cerré la puerta del coche y me aproximé a la verja con paso indeciso.

Un par de herramientas para el jardín, una piscina hinchable deshinchada, unas cuantas bolas de billar de un billar de juguete… ¿Unas redes de pescar?

Pero ni rastro del perro con ruedas. Sin embargo, al fondo, junto a la puerta de la cocina, distinguí una caseta para perros. ¿Tendría el perro androide una caseta para perros, como los perros de verdad? Los perros androides si llueve se mojan, como los demás. Una caseta sería lo propio, para evitar un cortocircuito en su cerebro positrónico canino.

Pensé en llamar a la puerta, pero de pronto me di cuenta de que no me acordaba de mis vecinos. ¿Quién vivía junto a mi casa?

Entonces tuve la espeluznante sensación de que tampoco mi casa era mi casa.

Y luego descubrí que yo no era yo.
Sofía Cassano
Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.
___
La definición de ingreso pasivo es aquel dinero que viene a ti incluso cuando no estás trabajando activamente, (regalías por libros, ingresos por inversiones, ingresos procedentes de los sistemas de negocio automatizados…).

Empecé a ganar ingresos pasivos en los años 90 con la creación y venta de juegos de ordenador y sus licencias. Una vez establecidos esos acuerdos y sistemas, continué ganando dinero por esos productos año tras año.

Este enfoque pronto se convirtió en un hábito. En consecuencia, la mayor parte del dinero que he ganado durante mi vida ha venido de fuentes de ingresos pasivos o semipasivos, no de un salario o un sueldo por mis horas trabajadas.

Me llevó muchos años encontrar la manera de ganarme la vida de esta manera, incluso acabé en la quiebra por el camino, pero con el tiempo supe lo que tenía que aprender. Funciona, y yo sin duda aprecio los beneficios de esta manera de vivir.

La verdad es que es mucho, mucho más fácil ganar ingresos pasivos de lo que lo era cuando yo empecé. Hay tantas oportunidades ridículas por ahí, especialmente en línea, que si eres por lo menos medianamente inteligente, sin duda podrás hacerlo. Hay maneras de ganar dinero en línea en las que ni siquiera necesitas tu propio sitio web, ni tampoco necesitas tener mucho dinero para empezar a ganar ingresos pasivos.

La obtención de ingresos pasivos no es difícil. La forma de hacerlo real es bastante sencilla.

La parte difícil es limpiar nuestras cabezas de ideas preconcebidas, derribar la gran cantidad de falso acondicionamiento que arrastramos, mantener una actitud constructiva y desactivar miedos ilógicos. El reto aquí es tu propio desarrollo personal... para convertirte en el hombre o la mujer que no se bloqueará a sí mismo cuando por fin emprenda.

---

Metavida

por J. K. Vélez

Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor. Fragmento:

En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos.
Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada.
Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto.
Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas.
Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura.
No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida.
Alguien le arañó la cara y le pidió perdón.
Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse.
A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra.
Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello.
Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas.

- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda.

...

La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos.
Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos.
No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...
Sofía Cassano
Compra 100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD de Sofía Cassano, y llévate gratis RIMA DE RIESGO, de J. K. Vélez

100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD
Sofía Cassano

Descubre de la mano de Sofía Cassano 100 reglas heurísticas que te ayudarán a aumentar tu productividad hasta límites insospechados. Y de paso te echarás unas risas con su estilo fresco y desenfadado.

+

RIMA DE RIESGO
J. K. Vélez

De regalo llévate una recopilación de quince poemas de J. K. Vélez
Muestra: 

PUEDE

Puede que te quiera como nunca te han querido
Puede que me quieras y que yo te quiera más
Puede que cuando tú quieras yo ya me haya ido
Puede que no puedas y me vengas a buscar.

Puede ser que pueda ser lo mismo que ya era
Puede que no pueda ser lo mismo nunca más
Puede que lo más que pueda ser sea lo mismo
Puede que yo mismo sea el que esperaba más.

Puede que tú sepas lo que sientes ahora mismo
Puede dar lo mismo que lo sepas o que no
Puede que lo que sentimos ambos sea lo mismo
Puede que estemos de acuerdo en llamarlo amor.

Puede que se haya gastado esto que sentimos
Puede ser que el tiempo ya no juegue a mi favor
Puede que llevemos esperando tanto tiempo
Puede que ya esté marchito nuestro corazón.

Puede que no puedas o que puedas y no quieras
Puede que tú quieras una imagen del amor
Puede que imagines que en la cama soy un fiera
Puede que prefieras al de tu imaginación.

Puede que te canses de escuchar mis tonterías
Puede que no sepas que te escrito esta canción.
Puede que sea lo más fácil compartir mis días
Puede que sea cosa mía que es cosa de dos.

Puede que no te convenga alguien como yo.
J. K. Vélez
Compra METAVIDA de J. K. Vélez y llévate gratis 100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD de Sofía Cassano.

Metavida

J. K. Vélez

Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor.

Fragmentos:
En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos.
Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada.
Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto.
Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas.
Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura.
No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida.
Alguien le arañó la cara y le pidió perdón.
Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse.
A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra.
Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello.
Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas.

- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda.

...

La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos.
Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos.
No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...

+

100 REGLAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

Sofía Cassano

Descubre de la mano de Sofía Cassano 100 reglas heurísticas que te ayudarán a aumentar tu productividad hasta límites insospechados. Y de paso te echarás unas risas con su estilo fresco y desenfadado.

¡De regalo!

No te pierdas este pack.
Sofía Cassano
Comprando este pack de tres ebooks no pagas el de "1200 Chistes para partirse", el más caro de los tres.

El pack incluye los siguientes títulos:

1200 Chistes para partirse

Berto Pedrosa


Este volumen incluye los títulos:
1000 Chistes para partirse
200 Chistes reducidos a la mínima expresión

—¿Cómo es eso que se hace para que no te copien las fotos?
—¿Una marca de agua?
—Aquarel. Pero dime lo de las fotos.

—El camarero dice que nos vayamos, porque le hemos dicho que el vino de 200 euros está picado.
—¿Cosecha?
—Ya te digo, que nos vayamos dice.

—He visto una peli de Alain Delon por Internet.
—¿On line?
—... Delon. Es un actor.

—No sé si las agujetas que tengo son de cuando fuimos a pescar o por el gimnasio.
—¿Del fitness?
—No hombre, truchas.

¿Los niños del Magreb hacen los debereberes?

—Mi madre tiene un quiste del tamaño de una cuchara.
—¿Sopera?
—En cuanto pueda.

—¿Sabe inglés?
—Por supuesto.
—Traduzca "El perro puede".
—Can can.

Lo que pone: "I'm 16 years old". Lo que leo: ''I'm dieciséis years old".

—Mercedes Benz.
—No, no quiero irz.

– Hola. ¿Cómo te llamas?
– ¡Joaquín!
– ¡Anda, como la serie!
– ¿Qué serie?
– The Joaquín dead.

—"Doctor Muerte, acuda a pediatría”.
—Vaya con el nombrecito.
—Sí. Da mal rollo. Entre nosotros solemos llamarlo ”donde los niños”. Mucho mejor.

—Voy a ir al Mercadona y me meteré naranjas en el bolso.
—¡¿Podrías?!
—No, hombre, de las buenas.

—¿Qué tal tu viaje por Grecia?
—Muy bien, pero Creta... ¡un asco!
—¿Un asco Creta?
—No, gracias, ya he cenado.

—Compadre, ¿tú eres de vomitar?
—No, yo soy de Vodafone.

—¿Qué te apuestas a que hago una tortilla haciendo el pino puente?
—¡¡No hay huevos!!
—¡Ah!, pues entonces nada...

—¿Ha visto usted como toca mi hijo el violín? ¿Qué le parece su ejecución?
—Hombre, ejecutarlo me parece excesivo, pero dos tortas sí que le daba…

—Veo en su currículum que sabe inglés. ¿Sabría decirme cómo se dice mirar?
—Look...
—Muy bien, ¿podría construir una frase?
—Look, yo soy tu padre...

—¿Nivel de inglés?
—Alto
—De acuerdo, haga una frase con “Christmas".
—Como no me des el trabajo, te parto la Christmas...

—¿Qué te pongo?
—Un cubata.
—¿Ron?
—¿Harry?
—¡Dios mío, qué sorpresa!
—¡Qué haces de camarero!
—Me aparecí aquí. ¿Cómo está Hermione?

—Sólo me he tomado una cerveza, princesa. ¿Te puedo llamar princesa?
—No.
—Está bien. Sólo me he tomado una cerveza, Agente.

—¿Cómo te llamas?
—Jara.
—¡Qué nombre más bonito!
—¿A que ji?

Odio ser bipolar...
¡Me encanta!

—Amor, ¿este vestido me hace gorda?
—No, mi amor, lo que te hace gorda es toda esa grasa.

—¡Soldado Gutiérrez!
—¡Diga, mi capitán!
—¡No lo vi en las pruebas de camuflaje!
—¡Gracias, mi capitán!

—Tu belleza es de otro mundo.
—Ay, ¿en serio?
—Sí, del planeta de los simios, por ejemplo.

—Perdone, ¿el doctor Ferrán?
—En el despacho contiguo.
—¡¿Conmiguo?! ¿Cómo es posiblue?

Esto es sólo una muestra, 26 chistes de los 1200 que encontrarás en este volumen. Cómpralo, no te arrepentirás.

+

El Misterio de los Creadores de Sombras

J. K. Vélez

El libro que estás a punto de comprar ha tardado veinticinco años en completarse. La historia transcurre en los años ochenta porque el escritor comenzó a escribirla en los ochenta, cuando aún era un niño. Si, como a él, te entusiasmaron Los Goonies, no deberías perderte esta novela.

Sinopsis: Un grupo de amigos empieza a darse cuenta de que a su alrededor están pasando cosas extrañas. Los animales parecen vigilar sus movimientos, hay terremotos cuyo epicentro es su instituto y reciben una carta del tío de uno de ellos, un espeleólogo que al parecer puede prever el futuro y que les pide que emprendan una arriesgada misión de rescate. Por si fuera poco hay un asesino en serie pululando por el condado y pronto empezarán a sospechar que algo aún más terrible e inimaginable acecha en las sombras…

+

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina

Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.



Palabras clave: gratis un ejemplar gratuito un libro gratis ebook gratis, oferta descuento compra tres paga dos, ingresos pasivos lograr la libertad financiera ganar dinero hacerse rico ganar dinero hacerse millonario autoayuda, novela de humor ciencia ficción extraterrestres misterio, chistes buenos chistes cortos bromas acertijos adivinanzas la mejor selección recopilación de chistes en castellano, pack ahorro ahorrar
Ximo Despuig
Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio excepcional.

Atrae el dinero con la ley de la atracción

Ximo Despuig

En este libro, basado en los artículos de Steve Pavlina, (un hombre que levantó un negocio millonario de autosuperación de la nada por el método de la entrega de valor al lector) descubrirás que el verdadero motivo por el que nos cuesta tanto ganar mucho dinero es porque no nos creemos merecedores de ello. La buena noticia es que hay métodos para romper las costumbres arraigadas y atraer la abundancia a nuestras vidas. Uno de esos métodos es la Ley de la Atracción.

Descubre de qué manera Steve rompió sus propias barreras y después... hazlo tú.

+

Metavida

J. K. Vélez

Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor. Fragmentos:

En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos.
Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada.
Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto.
Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas.
Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura.
No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida.
Alguien le arañó la cara y le pidió perdón.
Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse.
A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra.
Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello.
Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas.

- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda.

...

La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos.
Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos.
No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...

Compra éste o cualquiera de los otros packs. No te arrepentirás.



Palabras clave: oferta especial rebaja en el precio ahorra ahorro dinero comprar estos dos ebooks, consigue uno de los dos libros casi a coste cero gratis gratuito, los mejores ebooks al mejor precio, novela ciencia ficción ingeniería genética, abundancia financiera ley de la atracción atrae dinero a tu vida el secreto el poder, hacerse rico hacerse millonario ganar más dinero, autoayuda autosuperación ingresos pasivos
Sofía Cassano
Consigue estos dos fantásticos ebooks a un precio alucinante.

Cómo crear fuentes de ingresos pasivos para lograr la libertad financiera: Siguiendo el método de Steve Pavlina
Por Sofía Cassano

En este libro encontrarás, de la mano de Steve Pavlina, todo lo que siempre deseaste saber sobre los ingresos pasivos y nunca te atreviste a preguntar.

Aquí están, en 25 capítulos y en una exquisita traducción al castellano, los consejos que durante años Steve ha ido recogiendo en su web sobre los ingresos pasivos. En el último capítulo te explicaré cómo puse yo en marcha sus consejos y te daré una especie de mapa que podrás seguir si quieres hacer lo mismo que hizo Steve Pavlina y ahora hago yo.

Sin más dilación, prepárate porque lo que vas a leer a continuación cambiará tu manera de ver tus ingresos, tu tiempo, y puede que hasta tu vida.
___
La definición de ingreso pasivo es aquel dinero que viene a ti incluso cuando no estás trabajando activamente, (regalías por libros, ingresos por inversiones, ingresos procedentes de los sistemas de negocio automatizados…).

Empecé a ganar ingresos pasivos en los años 90 con la creación y venta de juegos de ordenador y sus licencias. Una vez establecidos esos acuerdos y sistemas, continué ganando dinero por esos productos año tras año.

Este enfoque pronto se convirtió en un hábito. En consecuencia, la mayor parte del dinero que he ganado durante mi vida ha venido de fuentes de ingresos pasivos o semipasivos, no de un salario o un sueldo por mis horas trabajadas.

Me llevó muchos años encontrar la manera de ganarme la vida de esta manera, incluso acabé en la quiebra por el camino, pero con el tiempo supe lo que tenía que aprender. Funciona, y yo sin duda aprecio los beneficios de esta manera de vivir.

La verdad es que es mucho, mucho más fácil ganar ingresos pasivos de lo que lo era cuando yo empecé. Hay tantas oportunidades ridículas por ahí, especialmente en línea, que si eres por lo menos medianamente inteligente, sin duda podrás hacerlo. Hay maneras de ganar dinero en línea en las que ni siquiera necesitas tu propio sitio web, ni tampoco necesitas tener mucho dinero para empezar a ganar ingresos pasivos.

La obtención de ingresos pasivos no es difícil. La forma de hacerlo real es bastante sencilla.

La parte difícil es limpiar nuestras cabezas de ideas preconcebidas, derribar la gran cantidad de falso acondicionamiento que arrastramos, mantener una actitud constructiva y desactivar miedos ilógicos. El reto aquí es tu propio desarrollo personal... para convertirte en el hombre o la mujer que no se bloqueará a sí mismo cuando por fin emprenda.

---

Metavida

por J. K. Vélez

Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor. Fragmento:

En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos.
Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada.
Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto.
Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas.
Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura.
No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida.
Alguien le arañó la cara y le pidió perdón.
Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse.
A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra.
Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello.
Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas.

- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda.

...

La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos.
Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos.
No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...
Myconos Kitomher
Consigue estos dos ebooks a un precio alucinante.

---
Las reglas del juego: Una aventura de aceitunas asesinas
por Myconos Kitomher

Susan, una mujer atrapada en un juego macabro con su grupo de nuevas amigas, se verá obligada a enfrentarse a ellas para salvar la vida de su marido y de sus dos hijos.

Fragmento:

—No sé lo que es, pero Isobel tiene uno. Se lo vi el pasado viernes, durante la partida. Le caminaba por debajo de la piel, le bajaba por el cuello.

—¿Y no dijiste nada?

—Me pareció divertido. Supongo que no estaba en mis cabales.

—¿Y ahora lo estás?

—¡Ahora lo tengo dentro! ¡No es lo mismo, joder!

—A ver, no te muevas. Déjame que lo mire otra vez. Quizá hayan sido imaginaciones mías.

Susan volvió a apartarle el pelo, pero esta vez le metió el cañón de la pistola en el costado.

—No te muevas si quieres conservar las tripas dentro.

—Qué agradable te has vuelto.

—Culpa vuestra.

El bulto había desaparecido. Susan estaba por creer que se lo había imaginado cuando volvió a localizarlo, en medio del cuello. Muy despacio, sin creer que aquello pudiera estar sucediendo realmente, pero consciente de que no soñaba, acercó un dedo al extraño bulto. Era más bien alargado, más o menos del tamaño de una canica, pero con la forma de un melón. Cuando Susan lo palpó con el dedo índice, la cosa echó a correr cuello abajo, abultando la piel a su paso.

—Dios Santo...

—¿Qué pasa?

—Madre mía...

—¡Susan!

—¿No lo sientes? Te… te está bajando.

—¡No siento nada de nada! ¡Déjame parar, no puedo conducir así!

---

El Inspirador Mejorado

¿Qué harías si un día al salir de casa descubrieras que en la de los vecinos hay un perro mecánico de ojos encendidos?
¿Qué pasaría si no fueras capaz de recordar quién eres o si fueras consciente de que una fuerza desconocida intenta borrar tu identidad?
¿Aceptarías convivir durante un mes con cinco extraños un poco locos para hacer realidad uno de tus sueños?
¿Y si tu realidad fuera un sueño de locos un tanto extraño?
Y lo más importante de todo... ¿Comprarías esta novela para descubrirlo?

Fragmento:

Entonces me acordé del perro metálico.

Ahora, al solete del mediodía, me parecía que debía haber sido un sueño. Aun así, cerré la puerta del coche y me aproximé a la verja con paso indeciso.

Un par de herramientas para el jardín, una piscina hinchable deshinchada, unas cuantas bolas de billar de un billar de juguete… ¿Unas redes de pescar?

Pero ni rastro del perro con ruedas. Sin embargo, al fondo, junto a la puerta de la cocina, distinguí una caseta para perros. ¿Tendría el perro androide una caseta para perros, como los perros de verdad? Los perros androides si llueve se mojan, como los demás. Una caseta sería lo propio, para evitar un cortocircuito en su cerebro positrónico canino.

Pensé en llamar a la puerta, pero de pronto me di cuenta de que no me acordaba de mis vecinos. ¿Quién vivía junto a mi casa?

Entonces tuve la espeluznante sensación de que tampoco mi casa era mi casa.

Y luego descubrí que yo no era yo.
J. K. Vélez
AGUJERO NEGRO RICHARD
Avance: Paul detuvo el coche a petición de Ken. Debían hablar. Aunque el cofre seguía abierto, Ken prefirió mantener una conversación tradicional con Paul, que no parecía estar en su mejor momento.
– El cofre que sostengo contiene un artefacto capaz de recrear personas. El Ken que has visto en el bar era una recreación mía, o sombra. Si decides venir con nosotros, accederé a tu mente y entre los cuatro te explicaremos telepáticamente de qué va todo esto. Pero debes saber que sigues corriendo peligro. Y que si vienes con nosotros es posible que acabes muerto. Richard, o la mente que lo controlaba, no te escogió por casualidad. Estábamos buscando alguien que supiera conducir para que nos llevara a San Diego y tú eres la persona en quien pensé. Poco después usaron a Richard para que te amenazara de muerte y obligarnos a entregar la piedra para salvarte la vida, aunque, por cómo han acabado las cosas para mi sombra, no creo que dejarte vivo, o a cualquiera de nosotros, estuviera en el menú. Así que yo he puesto tu vida en peligro al ocurrírseme hacerte participar y en parte el Cuervo, su mujer y los otros tres están muertos por mi culpa.
Alice intervino.
– Eso no es verdad. Pero sigue.
– No sé que más decir. Estoy agotado.
Wanda tomó la palabra.
– No nos conocemos pero...
– Wanda –cortó Alice. – Paul es muy joven para ti.
Su tía le dio una colleja.
– Calla y déjame hablar, burra. Paul... Tu amigo Ken nos necesita ahora mismo. A ti también.
En las últimas horas han matado a gente a la que quería y ha descubierto que unos hijos de puta de la peor calaña que existe han controlado a su padre para que matara a un montón de gente en Bruceville.
– De hecho, ese no era mi padre –dijo Ken. Todos lo miraron. – He estado conectado con mi sombra hasta el último segundo y mi otro yo le ha dicho a ese Richard que era una sombra como él. De alguna manera, mi sombra ha detectado a otra sombra. Y es extraño que la sombra de mi padre no haya sospechado de la misma manera que ese Ken no era yo. Llevo desde entonces intentando encontrar el rastro psíquico de mi verdadero padre, pero no hay manera. Supongo que lo eliminaron cuando lo suplantaron por ese tío.
– De acuerdo –dijo Wanda. – Es todavía peor. Ken acaba de descubrir que su padre lleva tiempo muerto y que un asesino ha estado durmiendo con su madre. No puedes abandonarlo, Paul. ¿No te da pena?
– Anda, tía. No digas más tonterías –dijo Alice, pero le hacían gracia sus intentos por tranquilizar los ánimos.
– En serio, Paul. Este chico vale su peso en oro. Te ha sacado de ese bar y de una muerte segura dando un golpe de guión que ninguno esperábamos. No lo dejes en la estacada.
– No iba a hacerlo. Nunca dejo a mis amigos en la estacada.
– Perfecto. A conducir. Por cierto, ¿cuántos años dices que tienes?
– Cumplo los dieciocho el mes que viene.
– No eres tan joven.
Alice le devolvió la colleja de antes.
– Es guapo –se defendió Wanda, sólo moviendo los labios.
– Hay una cosa que debéis saber –dijo Ken, consciente de que los secretos eran peligrosos y que se merecían tener toda la información. – Cuando estábamos en el hospital esperando el taxi, he conectado con aquella cosa del dibujo, la criatura que me horrorizaba.
– Eso es otro punto ciego en la historia que me habéis contado a mí –comentó Wanda. – A ver si a Paul le hacéis mejor el resumen porque cada vez que creo que lo sé todo, aparecen nuevos datos.
– Tienes razón. Paul, ¿crees que podrás conducir con cuatro voces hablando y enviándote imágenes en la cabeza?
– Lo intentaré.
– Te lo contaremos todo y cuando lleguemos a lo que ha pasado esta noche... Ruben, hay algo que debes saber.
Ruben tragó saliva. Por el tono de voz que había empleado Ken, estaba claro que no eran buenas noticias.
©2017 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.