Cuentos de Jesé: Antes de dormir

José Enrique Serrano Expósito
Free sample

 Colección de relatos de fantasía épica.

Escrita para mayores, puede gustar a jóvenes y niños.

 

Sinopsis:

Se trata de una colección de cuentos para todos los públicos, de variada temática e inconexos entre sí.

En todos estos relatos el bien vence al mal, los valores positivos triunfan... y preparan al joven, o al adulto de corazón mozo, para un feliz y reparador sueño en su lecho… tal como ocurre con su anterior edición, "Cuentos de antes de dormir", del que es copia pero con más y mejores ilustraciones.

 

Reseñas:

http://www.editorialnebula.com/2016/04/cuentos-de-jese-antes-de-dormir.html

Read more

Reviews

Loading...

Additional Information

Publisher
José Enrique Serrano Expósito
Read more
Pages
41
Read more
Read more
Best For
Read more
Language
Spanish
Read more
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
José Enrique Serrano Expósito
Novela de fantasía épica y ficción histórica. Es el primer tomo de la saga sobre la isla-continente Atlantis.

 Sinopsis:

Hace veinticinco milenios, Lámar fue colonizada por seres humanos procedentes de las estrellas. Concluyeron su viaje interestelar aterrizando en la gran isla. Encontraron tribus dispersas que guerreaban unas contra otras. Todas ellas llamaban Mu a la tierra de sus padres y su lucha era por ganarla entera para el predominio de sus respectivos pueblos. Los treinta Elves Lamarianos varones y las treinta hembras que vinieron de tan lejos se hicieron con el poder simplemente mostrando su sabiduría y deseos de paz, si bien no fue menos importante su perenne juventud y belleza.

Los Elves varones y las hembras no emparentaron entre ellos mismos, pero sí con los humanos de las tribus dispersas que habitaban la gran isla, con los nativos de Mu, dando lugar a un único y poderoso pueblo que en adelante fue conocido con el nombre que hasta donde llegaba su memoria colectiva se dieron a sí mismos los lugareños: Muanos (o algo parecido, en su lengua). Los sesenta extraterrestres se dieron un nombre equivalente a lo que sería Lamarianos en nuestra lengua, guardando en secreto el verdadero nombre de su civilización (Elves) y su origen, si bien dejaron este dato por escrito, pero los lugareños nunca aprendieron la lengua de sus señores, menos aún su escritura. En cambio esos seres inmortales dominaron con gran facilidad los distintos dialectos de las tribus de Mu.

Durante siglos ocurrieron muchas cosas… Los ancestros de los Atlantes fueron Muanos transformados genéticamente… Se escaparon de Mu y se establecieron en las antípodas de eses continente-isla, otro semejante situado en el Océano Atlántico, al que denominaron Atlantis.

Con el correr de aún más siglos, los Atlantes medraron sobre manera y vencieron a los Muanos. Después comenzaron a conquistar amplios territorios por el ancho mundo. Unos quinientos años después del inicio de su expansión, se dieron por satisfechos, considerando que habían conquistado las por entonces tierras más prósperas del planeta. Los Atlantes alcanzaron un tremendo poderío científico, económico —por entonces hacía siglos que  manejaban monedas, pero su mayor capital siempre fueron las tierras fértiles— y militar. Sus armas destructivas crecían en eficacia y poder, pero ahora empleaban una tecnología basada en los metales, junto con la genética.

la Civilización Atlante era lo suficientemente sabia como para asumir que, con pocas excepciones, las enfermedades tienen origen emocional. Los médicos rurales, como por ejemplo Josobreog, sabían que las enfermedades casi siempre están provocadas por un trauma emocional: curaban ayudando al enfermo a liberarse de sus emociones negativas. También aliviaban las consecuencias de la enfermedad con cuidados paliativos naturales. Josobreog fue el más sabio de los Curanderos de Atlantis. Su relación con los demás lugareños, los Cortesanos y el Emperador de Atlantis, hace once milenios, inaugura la parte central de esta historia…


José Enrique Serrano Expósito
Novela de ciencia-ficción y fantasía épica, con pasajes románticos.

Escrita para mayores, puede gustar a jóvenes y niños.

Sinopsis:

Habitan la que llaman Gran Caverna tres razas de humanoides que miden alrededor de un metro treinta centímetros (los Enanos), que son los autores de figuras labradas en roca viva: los laboriosos Resan, los técnicos Forsan y los sabios Glosan. Y en su arroyo interior mora una oruga gigante a la que algunos llaman Gusano…

Es una caverna enorme con frondosos accesos que permiten la entrada de luz solar, la cual ilumina por la mañana el enorme bajo-relieve que se encuentra bajo la hendidura que mira al este, y por la tarde al que está bajo la abertura que da al oeste.

Dos pastores, padre e hijo, entraron un día por la abertura que mira al este. Al día siguiente volvieron a entrar y vieron a los moradores. Comenzaron a enseñarles a hablar, pues sólo se comunicaban mediante pensamientos y gruñidos. Los Enanos contaron a los pastores sus tradiciones, les mostraron su sencilla sabiduría y les explicaron el motivo de sus trabajos en la roca...

"Poco después, Gusano hizo emerger del agua la mitad de su cuerpo. Acababa de comprobar que Baltasar se había ahogado. Creyó que los Enanos y los otros seres habían huido de algún peligro mortal. Intuyó que nunca regresarían y que él moriría si se quedaba. Pero no podía escapar reptando, ni debajo del agua por el tramo subterráneo del arroyo. Lo había intentado por allí otras veces y daba por hecho que se asfixiaría antes de llegar a un sitio donde poder respirar. Además ¿para qué huir? No deseaba vivir, subsistir solo en la oscuridad, comiéndose a otros seres vivos y bebiendo agua del arroyo. Deseó el fin de su vida, que él creía miserable, aunque tuvo una finalidad: eso lo consolaba… mas para él nada tenía ya sentido, sólo la muerte."

Reseñas:

http://lacalaverapodcast.blogspot.mx/2013/12/recomendacion-literaria-de-la-calavera_19.html

http://alexander-copperwhite.blogspot.com.es/2014/05/mi-opinion-gran-caverna-de-jose-enrique.html

 

José Enrique Serrano Expósito
Novela de fantasía épica y ficción histórica. Es el primer tomo de la saga sobre la isla-continente Atlantis.

 Sinopsis:

Hace veinticinco milenios, Lámar fue colonizada por seres humanos procedentes de las estrellas. Concluyeron su viaje interestelar aterrizando en la gran isla. Encontraron tribus dispersas que guerreaban unas contra otras. Todas ellas llamaban Mu a la tierra de sus padres y su lucha era por ganarla entera para el predominio de sus respectivos pueblos. Los treinta Elves Lamarianos varones y las treinta hembras que vinieron de tan lejos se hicieron con el poder simplemente mostrando su sabiduría y deseos de paz, si bien no fue menos importante su perenne juventud y belleza.

Los Elves varones y las hembras no emparentaron entre ellos mismos, pero sí con los humanos de las tribus dispersas que habitaban la gran isla, con los nativos de Mu, dando lugar a un único y poderoso pueblo que en adelante fue conocido con el nombre que hasta donde llegaba su memoria colectiva se dieron a sí mismos los lugareños: Muanos (o algo parecido, en su lengua). Los sesenta extraterrestres se dieron un nombre equivalente a lo que sería Lamarianos en nuestra lengua, guardando en secreto el verdadero nombre de su civilización (Elves) y su origen, si bien dejaron este dato por escrito, pero los lugareños nunca aprendieron la lengua de sus señores, menos aún su escritura. En cambio esos seres inmortales dominaron con gran facilidad los distintos dialectos de las tribus de Mu.

Durante siglos ocurrieron muchas cosas… Los ancestros de los Atlantes fueron Muanos transformados genéticamente… Se escaparon de Mu y se establecieron en las antípodas de eses continente-isla, otro semejante situado en el Océano Atlántico, al que denominaron Atlantis.

Con el correr de aún más siglos, los Atlantes medraron sobre manera y vencieron a los Muanos. Después comenzaron a conquistar amplios territorios por el ancho mundo. Unos quinientos años después del inicio de su expansión, se dieron por satisfechos, considerando que habían conquistado las por entonces tierras más prósperas del planeta. Los Atlantes alcanzaron un tremendo poderío científico, económico —por entonces hacía siglos que  manejaban monedas, pero su mayor capital siempre fueron las tierras fértiles— y militar. Sus armas destructivas crecían en eficacia y poder, pero ahora empleaban una tecnología basada en los metales, junto con la genética.

la Civilización Atlante era lo suficientemente sabia como para asumir que, con pocas excepciones, las enfermedades tienen origen emocional. Los médicos rurales, como por ejemplo Josobreog, sabían que las enfermedades casi siempre están provocadas por un trauma emocional: curaban ayudando al enfermo a liberarse de sus emociones negativas. También aliviaban las consecuencias de la enfermedad con cuidados paliativos naturales. Josobreog fue el más sabio de los Curanderos de Atlantis. Su relación con los demás lugareños, los Cortesanos y el Emperador de Atlantis, hace once milenios, inaugura la parte central de esta historia…


José Enrique Serrano Expósito
Novela de ciencia-ficción y fantasía épica, con pasajes románticos.

Escrita para mayores, puede gustar a jóvenes y niños.

Sinopsis:

Habitan la que llaman Gran Caverna tres razas de humanoides que miden alrededor de un metro treinta centímetros (los Enanos), que son los autores de figuras labradas en roca viva: los laboriosos Resan, los técnicos Forsan y los sabios Glosan. Y en su arroyo interior mora una oruga gigante a la que algunos llaman Gusano…

Es una caverna enorme con frondosos accesos que permiten la entrada de luz solar, la cual ilumina por la mañana el enorme bajo-relieve que se encuentra bajo la hendidura que mira al este, y por la tarde al que está bajo la abertura que da al oeste.

Dos pastores, padre e hijo, entraron un día por la abertura que mira al este. Al día siguiente volvieron a entrar y vieron a los moradores. Comenzaron a enseñarles a hablar, pues sólo se comunicaban mediante pensamientos y gruñidos. Los Enanos contaron a los pastores sus tradiciones, les mostraron su sencilla sabiduría y les explicaron el motivo de sus trabajos en la roca...

"Poco después, Gusano hizo emerger del agua la mitad de su cuerpo. Acababa de comprobar que Baltasar se había ahogado. Creyó que los Enanos y los otros seres habían huido de algún peligro mortal. Intuyó que nunca regresarían y que él moriría si se quedaba. Pero no podía escapar reptando, ni debajo del agua por el tramo subterráneo del arroyo. Lo había intentado por allí otras veces y daba por hecho que se asfixiaría antes de llegar a un sitio donde poder respirar. Además ¿para qué huir? No deseaba vivir, subsistir solo en la oscuridad, comiéndose a otros seres vivos y bebiendo agua del arroyo. Deseó el fin de su vida, que él creía miserable, aunque tuvo una finalidad: eso lo consolaba… mas para él nada tenía ya sentido, sólo la muerte."

Reseñas:

http://lacalaverapodcast.blogspot.mx/2013/12/recomendacion-literaria-de-la-calavera_19.html

http://alexander-copperwhite.blogspot.com.es/2014/05/mi-opinion-gran-caverna-de-jose-enrique.html

 

©2017 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.