Cómo exponer las Unidades Didácticas Integradas (UDI) En Educación Física: Oposiciones de acceso al cuerpo de Maestros

Free sample

Con este sexto volumen, que completa a los anteriores dedicados al Temario (versión extensa y resumida), Casos Prácticos, Guía para la realización de la Programación Didáctica (incluye guía para su defensa) y Guía para la realización de las UDI, finalizamos la Colección Oposiciones.


Deberán entregarse al Tribunal el día del acto de presentación y se defenderá la Programación Didáctica y se expondrá la UDI ante el mismo, en el momento en el que se convoque a tal efecto, al personal aspirante. 


En su elaboración deberán concretarse los objetivos, contenidos, tareas, actividades y ejercicios de enseñanza y aprendizaje que se van a plantear en el aula (tareas, actividades, ejercicios), los procedimientos de evaluación: criterios y estándares de aprendizaje, herramientas de evaluación (rúbrica), indicadores, tipos de pensamiento o procesos cognitivos implicados, contextos y la atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.


Para su exposición, el opositor podrá utilizar el material auxiliar sin contenido curricular que considere oportuno, que deberá aportar el mismo, así como un guión que no excederá de una cara de un folio y que deberá entregar al tribunal al término de la exposición. El referido material auxiliar servirá para apoyar la exposición mediante la utilización de recursos didácticos no electrónicos ni susceptibles de reproducción electrónica. En todo caso, los órganos de selección velarán por que dicho material auxiliar no implique una desigualdad de trato en el desarrollo de esta parte del procedimiento selectivo.


Con la elaboración de esta Guía, nuestro objetivo es ofrecer una forma práctica de realizar la exposición oral exitosa de la UDI que elijamos de las que nos toquen en el sorteo. Las Unidades a realizar en un curso están en función de los diversos apartados tratados en la Programación Didáctica. Así, tenemos que entender las UDI como la concreción de aquella a través de quince capítulos (o los que pida en su momento la Orden de la Convocatoria) relacionados entre sí.


Esta Guía pretende ser un documento aclaratorio y vertebrador de la exposición, una ayuda para superar la última prueba del proceso de Acceso a la Función Pública. Presenta muchas posibilidades de personalización, por lo que va a permitir constituir un trabajo original y propio con las ventajas que conlleva. Sobre todo, si el Tribunal nos hace determinadas preguntas sabremos salir airoso de las mismas, porque para eso lo hemos trabajado.


Exponemos herramientas y estrategias para que cada interesado las personalice y extraiga el máximo provecho, resultando un trabajo original y propio con las ventajas que conlleva. Para ello presentamos numerosos ejemplos sobre posibilidades de anexos a desplegar durante nuestra exposición oral ante el Tribunal, con objeto de individualizarla y que sea más creativa y real que las del resto de opositores. En cada punto de la UDI hemos indicado uno o varios anexos posibles a llevar, siempre que nos lo permitan. Como punto final hemos incluido un ejemplo-tipo de discurso sobre argumentos a tener en cuenta en la exposición de la UDI modelo que también añadimos, con sus correspondientes anexos.


Read more
Loading...

Additional Information

Publisher
Wanceulen Editorial
Read more
Published on
May 10, 2018
Read more
Pages
102
Read more
ISBN
9788499938660
Read more
Read more
Best For
Read more
Language
Spanish
Read more
Genres
Education / Physical Education
Read more
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
El acceso a la función pública se caracteriza fundamentalmente por generar un proceso  intenso  y  extenso  en  el  tiempo  de  preparación  del  futuro  docente.  La  actual estructura del sistema de oposiciones, los proyectos de cambio y la incertidumbre que acompaña a los mismos, hace que los autores sean sensibles atodo ello y aborden con rigor y  profundidad la  preparación  de  las  quince  Unidades  Didácticas  Integradas  que siempre, en éste u otro número,vana estar en la exigencia curricular de las sucesivas convocatorias.Es por ello que este libro sobre cómo realizar las UDI, se ofrece como referente válido  por  su  gran  capacidad  de  síntesis,  por  presentar  unos  contenidos  prácticos actualizados y novedosos aunque sin olvidar los pilares clásicos que sustentan la teoría y ayudar a su exposición, en un encomiable buen hacer didáctico.


Este quinto volumen completa a los anteriores dedicados al Temario (versión extensa y resumida), Programación Didáctica y Casos Prácticos. El actual sobre cómo hacer las UDI, se complementará en un futuro muy próximo con el siguiente dedicado a cómo preparar y realizar la exposición oral de las mismas en la oposición. 


Si resumimoslo concerniente  a  las  Unidades Didácticas  Integradas  (UDI) expuesto en las últimas convocatorias, aquéllas deben ir, en un número de 15(aunque la tendencia  a disminuir esta  cifra),  incluidas  en  la  Programación  Didáctica  a entregar,  todo  ello  escrito utilizando  un  procesador  de  textos,  con  letra  Times  New Roman 12 sin comprimir o similar, y no suponiendo más de 50 páginas en su totalidad.


Nuestro objetivo es ofrecer una manera práctica y secuencial de realizar las 15 UDI que nos pide la Convocatoria, con todos sus elementos curriculares precisos y que, además, presenten una coherencia o relación interna que permita una exposición oral exitosa.  Las Unidades a realizar en un curso están en función de los diversos apartados tratados  en  la  Programación Didáctica.  Así,  tenemos  que  entender  las  UDI  como  la concreción de aquélla a través de quince “capítulos” (o los que pida en su momento la Orden de la Convocatoria) relacionados entre sí.


Esta Guía pretende ser un documento aclaratorio y vertebrador del diseño de las  quince  Unidades  Didácticas Integradas, una  ayuda  para  superar  el  proceso  de Acceso a la Función Pública. Presenta muchas posibilidades de personalización, por lo que va a constituir un trabajo original y propio con las ventajas que conlleva. 


Sobre todo,  si  el  Tribunal  nos  hace  determinadas  preguntas  sabremos  salir  airoso  de  las mismas, porque para eso lo hemos trabajado. Exponemos herramientas y estrategias para que cada interesado las personalice y extraiga el máximo provecho, resultando un trabajo original y propio con las ventajas que conlleva. Para ello hemos dividido el trabajo en dos partes: 

1ª Parte.-Fundamentación  teórica,  qué  son  y  lo  que  significan  las  Unidades Didácticas Integradas. Cómo  se  diseñan.  Sus componentes. Un  ejemplo-tipo genérico.

2ª Parte.-Relación resumida de los elementos curriculares oficiales para facilitar el diseño de las UDI.


Los autores entendemos que la persona que oposita tiene que basarse para la realización  y  exposición  oral  de  las  UDI,  en  una  parte  “fija”  similar  para  todos  y  otra “variable” al resto de los opositores: 


a)Fija. Compuesta fundamentalmente por los textos legislativos adaptados al contexto, curso, etc. No debe variar mucho de uno a otro opositor porque están recogidos    del    currículum    oficial,    aunque    apropiados    a    las características   del   grupo   de   referencia   que   hayamos expresado   en   la Programación Didáctica. 


b)Variable.  Basada  en  la  creatividad,  calidad  y riqueza expositiva  del propio opositor/a, sobre todo la hora de explicar ante el Tribunal cómo va a llevar a cabo  lo  expresado  en  la  UDI  que  éste  tiene  sobre  su  mesa. Es  lo  que popularmente conocemos como “tablas” y que incluye el uso de la pizarra y medios multimedia si éstos son factibles de usar. Pero, independientemente de ello, normalmente nos permiten aportar “anexos” para ilustrar, aseverar y complementar  nuestro  discurso expositivo. Éstos  los  hemos  incluido  en  el siguiente  y  último  libro  de  esta  “Colección  Oposiciones”,  dedicado  a cómo hay que exponer las UDI ante el Tribunal. 


En cualquier   caso,   lo   más   importante   es respetar escrupulosamente   las condiciones  de  la  Orden  de  la  Convocatoria  y  las  propias  indicaciones  de  nuestro Tribunal, sobre todo el número máximo de páginas a presentar y el tiempo límite de la exposición oral, pero siempre teniendo como referente los criterios de evaluación que nos vayan a aplicar.


Siempre que se saca a relucir el término competición, en la Educación Física escolar se arma un Gran revuelo entre aquellos docentes que la defienden como una manera de motivar a sus alumnos y mantenerlos activos, y aquellos que la desechan por considerar que los valores que comporta no son lo más adecuados, socialmente hablando, para el desarrollo de la personalidad.  Del mismo modo, los defensores acérrimos de la coeducación y de los juegos cooperativos son criticados a menudo por considerar que sus actividades carecen del factor competitivo, un plus a modo de incentivo que el ser humano posee por propia naturaleza.
Pero el hecho real es que en nuestras clases de Educación Física en los colegios hay cabida para ambos tipos de actividades, y el decantarse de forma extrema por el uso de unas u otras puede llevarnos a la no consecución de uno de nuestros objetivos principales, la educación integral del alumno.
Es cierto que la competición es el mejor método para que los niños comparen sus capacidades o cualidades con el resto, pero también lo es que se convierte en un entorno en el que se pueden medir los propios resultados y la mejora realizada con el trabajo individual (sin por ello tener que estar pendientes de la actuación del resto de compañeros). Los juegos y actividades cooperativas, por mucho que nos empeñemos, no dejan al margen este tipo de comparaciones grupales o individuales, precisamente por tratarse de ejecuciones en las que un grupo de individuos deben colaborar hacia un fin común, bien sea todos realizando la misma acción o cada uno una diferente, pero, al fin y al cabo, estamos simplemente ante una suma de capacidades y cualidades individuales.
Si una exposición continua a actividades puramente competitivas puede resultar perjudicial para la autoestima de los alumnos “menos capaces” (y con ello vendría la desmotivación y no participación en clase), el desarrollo exclusivo de actividades cooperativas también puede serlo para la de los “más capaces” (que mostrarían el mismo sentimiento de inutilidad y aburrimiento), por lo que resulta lógico pensar que hay que alejarse de ambos extremos y acercarse preferentemente a términos medios en lo que lo primordial sea la participación del alumno y no la naturaleza de las actividades.
Así, el planteamiento metodológico del docente se convierte en la pieza clave para mantener la atención e interés de sus alumnos, que son dos de los pilares sobre los que se asienta el trabajo continuo de los mismos, y es de nuestra responsabilidad el saber cuándo convertir un ejercicio o un juego en cooperativo o cuándo llevarlos a cabo de forma competitiva.
En este libro les presento la batería de juegos y actividades que más utilizo en mis clases, en campus deportivos y culturales, o en campamentos, precisamente por tratarse de situaciones generales que pueden convertirse fácilmente en un juego cooperativo, en un reto personal, o en una competición entre alumn@s.
 Presentamos una guía eminentemente práctica y didáctica destinada a aclarar a las personas opositoras cómo abordar el examen del “caso[1] práctico” en las oposiciones al Cuerpo de Maestros, especialidad de Educación Física.

Nuestra amplia experiencia en la preparación nos avala, así como la edición de varios libros sobre temarios LOGSE y LOE, guías para la realización de la Programación Didáctica y Unidades Didácticas, manuales sobre la terminología de los currículum, etc.

El examen práctico ha ido sufriendo transformaciones a lo largo de las sucesivas convocatorias: vídeo sobre una sesión que era preciso criticar y proponer alternativas didácticas, test de rendimiento físico, ejercicio de expresión corporal en función de un determinado ritmo, etc.

Pero, desde hace unas convocatorias y al menos en Andalucía, se ha consolidado en las oposiciones de Primaria y Secundaria el actual formato consistente en la exposición de dos situaciones más o menos habituales que nos podemos encontrar en un CEIP cualquier día del curso. Quien oposita debe escoger una y darle respuesta en un tiempo dado.

Pretendemos con esta publicación ayudar a quienes aspiran a sacar plaza para orientarlos y encauzarlos en la preparación de esta fase de la oposición.    

También hemos añadido al final una serie de recomendaciones que consideramos imprescindibles conocer antes de abordar la preparación de esta parte de la oposición. Nos referimos a que no podemos ponernos a escribir sin orden ni concierto, es preciso conocer nuestra propia capacidad grafomotriz, es decir, el “molde” o cantidad de contenido que tengo que dominar para después ser capaz de desarrollar (procesar mentalmente y escribir), durante el tiempo dado para la realización del examen práctico escrito, evidentemente con buena letra, ortografía y sintaxis, entre otros detalles. Conocer y estudiar más de lo que somos capaces de escribir en el tiempo que nos dan, es una pérdida de tiempo. También es un fracaso no cumplir ese tope de tiempo porque sería una situación de ventaja para los demás opositores, que nosotros les regalaríamos  gratuitamente.

Los autores estamos a disposición de quienes nos leen para cualquier consulta “rápida” en:

oposicionedfisica@gmail.com



 Este volumen tiene dos partes claramente diferenciadas: 

a) Por un lado tratamos diversos aspectos comunes a todos los temas escritos. Es decir, nos centramos en cómo hay que estudiarlos a partir de los propios criterios de valoración del examen que indica la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, y que suelen ser similares a los de otras autonomías. También incluimos los criterios de otras comunidades, pero no de todas porque se nos haría interminable. 

Esta parte también incluye una serie de consejos acerca de cómo estudiar los temas, cuestión que no es baladí porque el opositor está muy limitado por el tiempo disponible para realizarlo. 

Esto nos lleva a siguiente punto, el “perfil” de cada opositor, su capacidad grafomotriz muy a tener en cuenta para que en el tiempo dado seamos capaces de tratar el tema elegido con una estructura adecuada a los criterios de evaluación que el tribunal va a usar en la corrección. 

Es muy corriente el comentario de “mientras más sepas, más nota sacas y más posibilidades de obtener plaza tienes”. Esto trae consigo, en muchas ocasiones, que el opositor se encuentre con “montañas de papeles” sin estructurar, sin saber si un documento reitera lo de otro, sin dominar la capacidad de síntesis ante tanto volumen de definiciones, clasificaciones, teorías, opiniones, etc.

La realidad es muy distinta. El opositor debe llevar preparado al menos veinticuatro documentos (para tener el 100% de que le va a salir en el sorteo un tema estudiado concienzudamente), con la información muy exacta de lo que le da tiempo a escribir correctamente desde todos los puntos: científico, legislativo, autores, estructura del propio examen, sintaxis, ortografía, etc. 

Muchas veces nos han preguntado por el conocimiento de los tribunales, si están al día, etc. Nuestra respuesta ha sido siempre la misma: “sabrán más o menos de cada uno de los veinticinco temas, lo leerán con más o menos detenimiento, pero seguro que lo que más saben es corregir escritos porque lo hacen a diario en sus aulas, de ahí que debamos prestar la máxima atención a estos aspectos formales”. Para ello añadimos al final una hoja-tipo.

Completamos este primer capítulo con una tabla de planificación semanal que debemos hacer desde un principio para “obligarnos” y seguirla con disciplina espartana, si de verdad queremos tener éxito. 

b) Por otro, el Tema 3  totalmente actualizado a fecha de hoy. La persona opositora debe, una vez conozca el volumen de contenidos que es capaz de escribir, hacer un resumen equitativo de cada punto y “cuadrarlo” a su capacidad grafomotriz. A partir de aquí, a estudiarlo… pero escribiéndolo ya que la nota nos la van a poner por lo que escribamos y cómo expresemos esos contenidos. Pero, si en la comunidad donde nos examinemos, el escrito hay que leerlo al tribunal, de nuevo lo haremos, cuanto antes mejor, para ensayar la lectura y que determinadas palabras no se nos “atraganten”.  

©2018 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.