ORAR CON MÚSICA

FRESHBOOK
3
Free sample

 Existe un mundo invisible que no entra por tus ojos, sino por uno de los sentidos más finos: el oído. La buena música nos conduce a un mundo interior de emociones, cambia nuestro ánimo y nos hace descansar con paz interior. Esa experiencia y sensación de plenitud también puede elevarnos hacia Dios. Obras maestras de la música sacra, compuestas para hablar con Dios, sintonizan nuestras palabras con los sentimientos, anhelos, deseos profundos, tristezas, dolores y alegrías. Oír cómo se reza cantando puede ser un camino más sencillo para llegar al Dios invisible y eterno y para comprender sus misterios. La música es la resonancia del Cielo en la tierra, el eco del paraíso en nuestro exilio. La música suministra voces y acompañamiento para la oración de los mortales. La música misma es oración. Un libro “conectado con la nube”, a través de una lista de reproducción musical y contenido multimedia, para aprender a orar, escuchando a los que oran con música.
Read more
Collapse

About the author

Rafael Arce Gargollo, Ciudad de México (1957). Licenciado en Derecho (Universidad Panamericana, México). Doctor en Teología (Universidad de Navarra, Pamplona, España). Ordenado sacerdote en Roma (1982). Vicario de la Parroquia de San Josemaría, en Santa Fe, Ciudad de México. Profesor y capellán universitario.
Se ha especializado en temas de Antropología Teológica, Liturgia, Catequesis de Adultos, Teología Espiritual y Pastoral de Matrimonio.
Autor de Campeones de los Valores (santos canonizados por Juan Pablo II, 2002) y coautor de Matrimonio y procreación, preguntas y respuestas (2015).
Aficionado siempre a la música clásica, se ha especializado en Música Sacra y asesoramiento de coros para celebraciones litúrgicas.

Read more
Collapse
5.0
3 total
Loading...

Additional Information

Publisher
FRESHBOOK
Read more
Collapse
Published on
Mar 14, 2016
Read more
Collapse
Pages
160
Read more
Collapse
ISBN
9788494465321
Read more
Collapse
Read more
Collapse
Read more
Collapse
Language
Spanish
Read more
Collapse
Genres
Music / Religious / Christian
Religion / Christianity / Catholic
Read more
Collapse
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more
Collapse
Read Aloud
Available on Android devices
Read more
Collapse

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
Esta obra, excepcional en literatura hagiográfica, nos brinda los hechos sin comentarios superfluos, con un poder de evocación y una llama sobrenatural que nos muestra la acción continua de Dios.

"Desde el seminario quedé impresionado por la figura del Cura de Ars, sobre todo, por la lectura de su biografía, escrita por Monseñor Trochu". Juan Pablo II

La aldea de Ars está a 35 km de Lión. El Rdo. Vianney llegaba procedente de Ecully, en cuya parroquia había sido coadjutor. Al acercarse a la aldea, era tanta la niebla, que el santo cura se extravió. Encontró a unos niños que cuidaban sus ovejas. Uno de ellos, llamado Antonio Grive, indicó al cura el camino. "Amiguito, díjole el sacerdote, tú me has mostrado el camino de Ars; yo te mostraré el camino del cielo".

Un día, después del catecismo, mientras tomaba su ligera refección de pie delante de un pequeño armario que le servía de mesa, creyendo sin duda estar solo -no había advertido que Juana-María Chanay estaba en la cocina-, comenzó a decir entre suspiros: "¡No he visto a Dios desde el domingo!". Se sobresaltó cuando Juana-María, que lo había oído todo, le preguntó: "¿Antes del domingo lo veía usted?". El bueno del santo, todo confuso, al verse cogido en sus propias palabras, no le respondió.

Al llegar la noche, se tendía en su jergón. Comenzaba ya a conciliar el sueño, cuando de súbito se sobresaltaba y era sacado de su reposo por unos gritos, lúgubres voces y golpes formidables. De repente, sin que se moviese un pestillo, el Cura de Ars se daba cuenta, con horror, de que el demonio estaba junto a él. "Yo no le decía que entrase -contaba medio en broma medio en serio-, pero él entraba como si se lo hubiese dicho".

Para escribir esta obra, el autor ha utilizado una documentación exigentemente histórica: las piezas del Proceso de Canonización y abundantes documentos inéditos. El estilo límpido y sobrio nos brinda los hechos sin comentarios superfluos, con un poder de evocación y una llama sobrenatural que nos muestra la acción continua de Dios.
El ruido nos impone su dictadura un día y otro, hasta el punto de que rara vez añoramos el silencio. Sin embargo, el ruido genera el desconcierto del hombre, mientras que en el silencio se forja nuestro ser personal, nuestra propia identidad. Tras el éxito internacional de Dios o nada, el cardenal Sarah afronta en estas páginas la necesidad del silencio interior para escuchar la música de Dios, para que brote y se desarrolle la oración confiada con Él, para entablar relaciones cabales con nuestros allegados. "La verdadera revolución -afirma- viene del silencio, que nos conduce hacia Dios y los demás, para colocarnos humildemente a su servicio". De nuevo en esta larga y profunda conversación con Nicolás Diat, el Cardenal propone la siguiente pregunta: ¿pueden aquellos que no conocen el silencio alcanzar la verdad, la belleza y el amor? La respuesta es innegable: todo lo que es grande y creativo está relacionado con el silencio. Dios es silencio. El prefecto de la Congregación vaticana para el Culto divino y la disciplina de los Sacramentos, enlaza y enumera hasta 365 pensamientos, hondos y variados, a propósito del silencio y sus efectos, que concluyen con un excepcional y riquísimo diálogo con Dom Dysmas de Lassus, Prior General de la Grande Chartreuse. "Si bien el habla caracteriza al hombre, el silencio es lo que lo define, porque la palabra hablada solo adquiere sentido en virtud de ese silencio". Este es el hermoso y significativo mensaje de La fuerza del silencio.
©2019 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.