Béisbol escolar. Hacia una enseñanza comprensiva, lúdica e integradora

Wanceulen S.L.
1
Free sample

No pretendo con esta obra lo que ya consiguen sobradamente los numerosos y completos libros y manuales que se pueden encontrar publicados sobre béisbol, con una explicación y un análisis detallados del reglamento, una gran documentación sobre su historia, amplios catálogos de ejercicios pormenorizados y clasificados, etc.

Mi objetivo es plantear una propuesta de enseñanza comprensiva, integradora y lúdica de este deporte.

Tradicionalmente los deportes se enseñaban partiendo de la técnica, esperándose que las habilidades tácticas las adquiriese el alumno (deportista) practicando el juego real ya por su cuenta de manera autónoma, y sin las indicaciones y orientaciones oportunas de su profesor (monitor o entrenador).

Actualmente, las nuevas corrientes de la iniciación deportiva recomiendan comenzar por el aprendizaje táctico para que, a través del planteamiento de situaciones lúdicas, el alumno sienta la necesidad de adquirir una serie de gestos y habilidades necesarios para solucionarlas y, de esta manera, pasar a abordar el aprendizaje técnico.

Mi propuesta supone intercalar táctica (“para qué”) con técnica (“qué”); y esto dentro de un contexto lúdico, donde el alumno “aprenda divirtiéndose”, a través de una serie de situaciones en las que desarrolle el pensamiento lógico mediante juegos modificados, y adquiera un conjunto de habilidades motrices y capacidades físicas a través de actividades y tareas atractivas y motivantes. Y siempre buscando como fin último la educación integral de los alumnos a través de la práctica y la familiarización a un deporte como es el béisbol.

Dicho planteamiento no supone una clara diferenciación ente el “para qué” y el “qué” en el trabajo, sino una interrelación constante. Sirva como ejemplo que las actividades técnicas están clasificadas siguiendo un criterio táctico, diferenciando entre ataque y defensa.

Además, las situaciones y actividades diseñadas se pueden desarrollar en su mayoría en cualquier contexto educativo, independientemente de las instalaciones (pequeñas o grandes, cubiertas o descubiertas) y del número de alumnos, por la flexibilidad del agrupamiento de los juegos propuestos.

Aparte de esta propuesta, también aparece un apartado en el que se aborda este aprendizaje y práctica del béisbol partiendo desde la táctica para a partir de ahí, desarrollar el trabajo técnico antes de pasar al juego en una situación real, utilizando las mismas sesiones y actividades que en el planteamiento anterior, pero con una secuencia en el aprendizaje diferente.

Todo esto estará ubicado dentro del ámbito escolar y aplicado a la enseñanza de la Educación Física, a partir del tercer ciclo de Primaria y de la etapa de Secundaria, pudiéndose desarrollar durante uno o varios cursos académicos y mediante una o varias unidades didácticas. También se puede aplicar a actividades deportivas extraescolares, así como para la iniciación al béisbol.

ÍNDICE:

Introducción.

Propuesta para aprender a jugar intercalando táctica con técnica.

Otra propuesta igualmente válida (de la táctica a la técnica).

Anexos:

Diccionario básico.

Reglamento: aclaración conceptual.

Conocimientos tácticos y técnicos básicos.

Actividades de calentamiento y de aplicación técnico-táctica.

Actividades de estiramientos.

Un juego popular similar al béisbol: la billarda.

Bibliografía.

Read more

Reviews

1.0
1 total
Loading...

Additional Information

Publisher
Wanceulen S.L.
Read more
Published on
Dec 31, 2009
Read more
Pages
82
Read more
ISBN
9788498239003
Read more
Read more
Best For
Read more
Language
Spanish
Read more
Genres
Education / Physical Education
Sports & Recreation / Coaching / Baseball
Read more
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
Javier Alberto Bernal Ruiz
Siempre que se saca a relucir el término competición, en la Educación Física escolar se arma un Gran revuelo entre aquellos docentes que la defienden como una manera de motivar a sus alumnos y mantenerlos activos, y aquellos que la desechan por considerar que los valores que comporta no son lo más adecuados, socialmente hablando, para el desarrollo de la personalidad.  Del mismo modo, los defensores acérrimos de la coeducación y de los juegos cooperativos son criticados a menudo por considerar que sus actividades carecen del factor competitivo, un plus a modo de incentivo que el ser humano posee por propia naturaleza.
Pero el hecho real es que en nuestras clases de Educación Física en los colegios hay cabida para ambos tipos de actividades, y el decantarse de forma extrema por el uso de unas u otras puede llevarnos a la no consecución de uno de nuestros objetivos principales, la educación integral del alumno.
Es cierto que la competición es el mejor método para que los niños comparen sus capacidades o cualidades con el resto, pero también lo es que se convierte en un entorno en el que se pueden medir los propios resultados y la mejora realizada con el trabajo individual (sin por ello tener que estar pendientes de la actuación del resto de compañeros). Los juegos y actividades cooperativas, por mucho que nos empeñemos, no dejan al margen este tipo de comparaciones grupales o individuales, precisamente por tratarse de ejecuciones en las que un grupo de individuos deben colaborar hacia un fin común, bien sea todos realizando la misma acción o cada uno una diferente, pero, al fin y al cabo, estamos simplemente ante una suma de capacidades y cualidades individuales.
Si una exposición continua a actividades puramente competitivas puede resultar perjudicial para la autoestima de los alumnos “menos capaces” (y con ello vendría la desmotivación y no participación en clase), el desarrollo exclusivo de actividades cooperativas también puede serlo para la de los “más capaces” (que mostrarían el mismo sentimiento de inutilidad y aburrimiento), por lo que resulta lógico pensar que hay que alejarse de ambos extremos y acercarse preferentemente a términos medios en lo que lo primordial sea la participación del alumno y no la naturaleza de las actividades.
Así, el planteamiento metodológico del docente se convierte en la pieza clave para mantener la atención e interés de sus alumnos, que son dos de los pilares sobre los que se asienta el trabajo continuo de los mismos, y es de nuestra responsabilidad el saber cuándo convertir un ejercicio o un juego en cooperativo o cuándo llevarlos a cabo de forma competitiva.
En este libro les presento la batería de juegos y actividades que más utilizo en mis clases, en campus deportivos y culturales, o en campamentos, precisamente por tratarse de situaciones generales que pueden convertirse fácilmente en un juego cooperativo, en un reto personal, o en una competición entre alumn@s.
Varios autores

La psicomotricidad no se podría entender sin el movimiento y éste sin los estímulos recibidos. La posibilidad de ofrecer los estímulos adecuados al niño, lo antes posible, le permitirá desarrollarse armónicamente y contribuirá a que la maduración del sistema nervioso se encuentre en plena comunicación con el ambiente. A nivel profesional parece haberse llegado al consenso de que el niño debe ser estimulado como un “todo”, en el que no podemos diferenciar la parte física de la psicológica y menos aún de sus emociones y sentimientos. Pero necesitamos que esta unificación de criterios se traslade a todos los ámbitos de la vida: profesional, familiar, escolar etc. Todo niño que nace tiene derecho a ser estimulado, y ésta debe ser realizada independientemente de que el niño presente o no algún tipo de patología en su nacimiento. Evidentemente debemos organizar programas de estimulación adecuados a sus características, pero existen pautas generalizables que todos deberíamos tener en cuenta, desde los profesionales hasta los propios padres y maestros de los niños. En esta obra queremos mostraros nuestra manera de entender la estimulación temprana dentro del marco de la psicomotricidad. Se divide en cuatro capítulos, el primero de ellos nos aclara el concepto de estimulación y su fundamentación, para posteriormente centrarse en los dos primeros años de vida del infante. En el segundo capítulo se aborda la estimulación desde la perspectiva terapéutica, deteniéndose en el retraso psicomotor. En el tercer capítulo se ilustra con preciosas imágenes la “magia” del masaje para bebés, argumentando de manera sólida sus beneficios. Por último el cuarto capítulo, trata demostrar las posibilidades de intervención en las primeras edades, utilizando el medio acuático como elemento diferenciador. Sinceramente, esperamos que este libro pueda servir a estudiantes, padres, profesionales, en su día a día, como una herramienta de ayuda, que contribuya a que sus “peques” crezcan de forma integral, y para ello deben hacerlo “sintiendo”.

José A. Prieto Saborit





©2017 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.