La entrevista como seducción.: Momentos con escritores

EL PAÍS Selección
1
Free sample

 ¿Cuál es la mejor forma de dialogar con un entrevistado? Pues depende. Estamos acostumbrados a la entrevista en la que el periodista aborda al entrevistado como si fuese un interrogatorio judicial. Pero con escritores, filósofos o creadores en general, esa estrategia no funciona: lo que funciona es "la entrevista como seducción", aquella en la que el entrevistador hace lo necesario para que el creador se sienta cómodo y de ese modo se abra al diálogo y hable de lo que de verdad importa.


Leonardo Sciascia, Susan Sontag, Octavio Paz, Jorge Semprún, Nathalie Sarraute, José Saramago, V.S. Naipaul, entre otros muchos, son algunos de los escritores que entrevistó Pedro Sorela durante catorce años en la sección de Cultura del periódico español El País. Esas entrevistas, precedidas ahora de prólogos escritos con la perspectiva de los años, constituyen en conjunto un ensayo sobre "la entrevista como seducción".

Read more
5.0
1 total
Loading...

Additional Information

Publisher
EL PAÍS Selección
Read more
Published on
Feb 14, 2017
Read more
Pages
324
Read more
Language
Spanish
Read more
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more
Read Aloud
Available on Android devices
Read more

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
Ya verás es una novela que cumple la promesa de su título y propone un mundo renovado por una original mirada literaria, escrito en un idioma nuevo, el castellano ágil y viajero de nuestro tiempo.

«¿Adónde vamos?», quiso saber Marina, que aún sentía su mano esquiando sobre su cuerpo.

Y Bernard le dio la única respuesta a la que ningún viajero se puede resistir: «Ya verás».

Imagine una novela que se desarrolla sobre todo en el aire. Imagine una joven elegante en cuyos ojos se refleja una ciudad en una fiesta para dar comienzo a la historia, un piloto con las uñas sucias que no es lo que parece y una muchacha que busca. Imagine el mundo, todo el mundo, «el que da vueltas por el velódromo del cosmos», propuesto por primera vez como un único escenario que de momento sólo una novela -ya no la imagine: la tiene entre las manos, es una novela de verdad- se atreve a proponer.

Tras Aire de Mar en Gádor, Viajes de Niebla y Cuentos invisibles, Ya verás cumple la promesa de su título y propone un mundo renovado por una original mirada literaria, escrito en un idioma nuevo, el castellano ágil y viajero de nuestro tiempo.

Reseñas:
«Espléndida, magnífica, hermosa y poética novela».
Javier Goñi, El País

«Hace ya algún tiempo que vengo destacando el singular espacio que ocupa la obra narrativa de Pedro Sorela en el actual panorama peninsular [...] Un canto al arte de viajar, tan vinculado en Pedro Sorela a la propia escritura. [...] Una novela que en nada se parece a lo que más abunda en las librerías».
Ana Rodríguez Fischer, Letras Libres

«Pedro Sorela es uno de los autores más originales de la hora actual, tan huérfana de escritores a los que no se les vean los trucos y falsillas. [...] en Ya verás vuelve a demostrar su talento narrativo. También la elegancia de sus maneras de contar».
Leer

"Dibujando la tormenta" es un paseo a través de las vidas y obras de cinco «inventores de la escritura moderna»: Faulkner, Borges, Stendhal, Shakespeare y Saint-Exupéry. Un apasionado y estimulante canto a la lectura en el que Pedro Sorela, de forma amena y a la vez exhaustiva, nos descubre cómo Faulkner intuyó que toda novela es una forma de poesía, cómo Borges tuvo que sufrir una infección de la sangre para terminar aboliendo las fronteras internas de la literatura, cómo de Shakespeare no sabemos casi nada pero sí lo que importa, cómo Stendhal escribió para revivir su juventud heroica en Italia e intuir que la condición para escribir una obra maestra es haberla vivido antes, y cómo Saint-Exupéry encarnó un siglo después esa profecía y fundió vida y escritura en una sola obra. Toda selección tiende a ser injusta, pero no si se trata, como es el caso, de la propuesta de una serie de escritores que no pretende armar ninguna etiqueta, ni esculpir un canon, ni ordenar una clasificación o fácil comodín cultural para la academia, la crítica, el periodismo o cualquiera de las industrias de la posmodernidad. El único criterio seguido por Pedro Sorela para proponer a Faulkner, Borges, Stendhal, Shakespeare y Saint-Exupéry como algunos de los fundadores de la escritura moderna es una doble constatación: la de que el placer de su lectura aumenta con el tiempo y la de que nada fue lo mismo después de sus libros: la caligrafía de cada uno de ellos es reconocible en la escritura moderna. Todo ello es explicado a la luz de cinco intensas biografías, sin las cuales, en contra de lo que tiende a sostener la Academia, sus obras resultarían mucho más enigmáticas de lo que siempre es inherente al gran arte.
«Una primera novela de asombrosa brillantez.»
Stephen Vizinczey, The Observer

He aquí el relato de una utopía. Pero también, entrelazado a ella, el testimonio de la peculiar relación de sus siete personajes -entre ellos esa Mar literalmente inolvidable- con la vida y su intento radical por reconocerse a sí mismos, unas veces en los demás y siempre en el espejo de la propia existencia.

Gádor -la emblemática mansión en la que confluyen- es el lugar de ese exilio voluntario en el que la nostalgia se entremezcla con el humor y el amor con la sorpresa. En las otras esquinas de la realidad, contrapuntos de Gádor, el último viaje del «Leonardo» o los conflictos periodísticos de La Crónica del Siglo completan una historia escrita con una limpieza sólo posible en las novelas de largo aliento.

Aire de Mar en Gádor, primera obra narrativa de Pedro Sorela (1951), constituye uno de los intentos más sólidos y arriesgados de la nueva novela española.

La crítica ha dicho...
«La sabiduría literaria de Sorela es manifiesta, así como su respeto absoluto de lo literario.»
Rafael Conte, El País

«Inteligente, literaria, amanerada, nos parece, entonces, una entre muchas opciones posibles de libertad, una forma de lucha, de romper, de abrirse camino.»
José Donoso, ABC

«Una obra de una factura narrativa espléndida, que, aparte de utilizar un lenguaje sumamente depurado y muy rico en imágenes, revela un inteligente y sólido dominio del oficio, de las empresas bien maduradas.»
Mercedes Monmany, Diario 16

«Gádor es una isla de sensualidad sin erotismo barato, es un grito de protesta social en el que no aparece nunca el panfleto gratuito, y es también un ensayo estético sin pedantería esteticista.»
Eduardo Sotillos, Televisión Española

"Dibujando la tormenta" es un paseo a través de las vidas y obras de cinco «inventores de la escritura moderna»: Faulkner, Borges, Stendhal, Shakespeare y Saint-Exupéry. Un apasionado y estimulante canto a la lectura en el que Pedro Sorela, de forma amena y a la vez exhaustiva, nos descubre cómo Faulkner intuyó que toda novela es una forma de poesía, cómo Borges tuvo que sufrir una infección de la sangre para terminar aboliendo las fronteras internas de la literatura, cómo de Shakespeare no sabemos casi nada pero sí lo que importa, cómo Stendhal escribió para revivir su juventud heroica en Italia e intuir que la condición para escribir una obra maestra es haberla vivido antes, y cómo Saint-Exupéry encarnó un siglo después esa profecía y fundió vida y escritura en una sola obra. Toda selección tiende a ser injusta, pero no si se trata, como es el caso, de la propuesta de una serie de escritores que no pretende armar ninguna etiqueta, ni esculpir un canon, ni ordenar una clasificación o fácil comodín cultural para la academia, la crítica, el periodismo o cualquiera de las industrias de la posmodernidad. El único criterio seguido por Pedro Sorela para proponer a Faulkner, Borges, Stendhal, Shakespeare y Saint-Exupéry como algunos de los fundadores de la escritura moderna es una doble constatación: la de que el placer de su lectura aumenta con el tiempo y la de que nada fue lo mismo después de sus libros: la caligrafía de cada uno de ellos es reconocible en la escritura moderna. Todo ello es explicado a la luz de cinco intensas biografías, sin las cuales, en contra de lo que tiende a sostener la Academia, sus obras resultarían mucho más enigmáticas de lo que siempre es inherente al gran arte.
©2018 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.