El ruiseñor y la zitara

LuzAzul ediciones
Free sample

Amada, Ah mi amada.
Por ti la Vida nos es mayor delicia,
por ti el vivir no me es ir a la nada,
que con tan solo pensar en ti,
el dolor se me transforma
en gozosa canción del alma.

Estas palabras son partes de uno de los poemas que presento en este libro, escritos pasada ya la juventud tardía… tras dejar atrás muchos otros versos que como aprendiz de rimas y cantos, fuí desgranando y puliendo, versos que sirvieron en su día para decir con la poesía lo que de otras formas no somos capaces de expresar como hace el ruiseñor desde su rama llamando a quien quiera volar con su vuelo…

El instante llegó, Vida mía
y cual bruma matinal que se apega
en el pétalo rojo de la rosa
cimbrea en la hora cenital mi corazón.
Abro los parpados y veo los sones del Mar
¿Por qué siento esta calma en mí,
por qué te siento, Amor?.

Años después, inicié un nuevo poemario al que llame Los Sonidos de la Zitara, y en él descubrí que cuando irrumpe esta fuerza a la que muchos quieren tener apartada, esa fuerza inspirada por las profundidades del corazón, y nos coge en medio de su tormenta, desbarata todo lo que hemos construido y se levanta ante nosotros ese Sendero que hemos buscado tantas veces pero que hemos ocultado porque rompe lo somos en este mundo banal al que nos aferramos porque no vemos mas allá de la puerta de nuestra torre en nuestra isla…

Si dos libros de poemas, el 5, Trinos del Ruiseñor en la Rama y el 10, los Sonidos de la Zítara, que muestran diversas facetas de esta emoción que es parte esencial del Sentido de la Vida de todos nosotros, los Seres Humanos… 

Read more
Collapse
Loading...

Additional Information

Publisher
LuzAzul ediciones
Read more
Collapse
Pages
144
Read more
Collapse
ISBN
9788416640355
Read more
Collapse
Read more
Collapse
Read more
Collapse
Language
Spanish
Read more
Collapse
Genres
Poetry / General
Read more
Collapse
Content Protection
This content is DRM protected.
Read more
Collapse
Read Aloud
Available on Android devices
Read more
Collapse
Eligible for Family Library

Reading information

Smartphones and Tablets

Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.

Laptops and Computers

You can read books purchased on Google Play using your computer's web browser.

eReaders and other devices

To read on e-ink devices like the Sony eReader or Barnes & Noble Nook, you'll need to download a file and transfer it to your device. Please follow the detailed Help center instructions to transfer the files to supported eReaders.
“A todos los que andaron,
cual nuez velada en el Océano,
la luz oscura de lo desconocido
al tantán del zímbalo y la flauta”

Así inicio el primero de los dos libritos, cuando por aquellos años de 1995, estuve en los dimes y diretes, declamaciones y sueños de repúblicas literarias y de descubiertas poéticas, donde las diferentes naves que cruzaban los mares inspiracionales recalaban en viejos puertos e intercambiaban sus textuales cargas….

Así nació la Flor que me Atrae….

“6. EN TARTESIA.”

En Tartesia, Occidente, allí
Tierra de Dioses, toda libre
reposo del Céfiro,
la luz de las marismas, de amplia diafanidad
nos muestra al futuro en sus semillas del pasado.

Hace milenios, navegantes del oriente del Mar Nuestro, llevados por el dorado camino del Sol, que indicaba lo desconocido, fueron impulsados por ese afań del hombre de conocer lo que hay tras los velos de las brumas y las oscuridades de la noche… y llegaron al final del Mundo y descubrieron Tartesia.

En esas leyendas de antiguos marineros, dejadas a nuestro alcance por arcanos poetas y bardos, en textos que inflamaron nuestra imaginación, y que nos llevo a ir tambien a seguir el caminar del Sol… inflamaron también mis entrañas y estas, oh, decubrieron que siempre, siempre, nuestro Sol, ese que nos alumbra y da vida, la Flor de Tartesia, mi Tierra, es el Amor, lo que a todo mueve, lo que a todo conmueve, lo que a todo crea y destruye, la razón del Navegante y el afan del Jardinero…

Sí, así fué como mi pluma desbrozó el blanco terruño del papel…. 

 El Mar, por donde pululan nuestras emociones y sentimientos, nuestros miedos y anhelos, nuestro que habrá tras el horizonte, en el cual Nemo navegó por sus profundidades, y el Holandés huía insatisfecho de su destino, y el Español exploró en una fiebre sin fin buscando ese final que los antiguos relataron, que por él caían las aguas hacia el abismo insondable… Sí, ese mar en el que reina Neptuno y las Sirenas nos atraen y las Nereidas nos deleitan… Si ese mar del cual solo sabemos de sus brillos y olas de superficie pero apenas conocemos de él sus secretos de las profundidades…

Verde, como el rayo que dicen ver los que miran hacia Occidente siguiendo el camino del Sol, como su último saludo para que se tenga la esperanza de que regresará expulsando las oscuras tinieblas del noche sin Luna… Si Verde, como la Esperanza de que tras el invierno la primavera trae el renovar de la vida, y verde también como la luz que hay en el fondo de la Caja que Pándora la curiosa abrió para conocer lo que hay en ella, luz que irradia para consuelo de los que viven en las calamidades que nosotros mismos nos hemos buscado….

Olas, que nos acarician o nos golpean, como las emociones que nos arrebatan o nos hacen volar en la vida, que nos llevan y nos mecen, o que nos zarandean y desarbolan, pues como niños jugamos en una Naturaleza que desconocemos y como miasmas del Universo, somos arrojados hacia las rocas o las playas de la vida, o sobre ellas surfeamos… Olas de sentimientos y pasiones, olas de bondad, olas de amor, olas de las que huimos, olas que del mar se alzan hacia el cielo y sobre la tierra se abalanza, naciendo esa diosa que al mortal a ella ancla…

 Era 1989, viviendo durante unos años lejos de la tierra natal, como exiliado por voluntad propia, nacida esta de otras necesidades que la vida nos trae, en ese lugar donde el horizonte se perdía allá lejano mirando yo desde el otero que a las marismas domina, más allá de las frondas y los bosques de pinos, lejos del mar, a seis leguas del vaivén de las olas, ahí empecé a notar y anotar esas emociones que a todos nos cubren y unos de ellas huyen mientras otros nos atrevemos a bailar o lidiar con ellas.

Sí, internado por esos caminos de tierra, polvo y fango, según la época del año, vi venir tras pasar el invierno a esas oscuras rapaces que cortan el cielo en su vuelo, y como cazador de emociones y al igual que como ellas cazaban liebres o palomas, así, nacieron al cazarlos en esos mundos etéreos, estos versos que inspirados en viejos sentimientos, tras beber de la copa que los dioses dan a los mortales tal como la manzana que Afrodita da a los Paris, así despertaron en mí los impulsos de Don Quijote o de Lanzarote, para hallar a la hermosa Dulcinea que porta en ella el sagrado Grial.

Y así desplacé por el papel la pluma y el bolígrafo o el lápiz, sobre cualquier papel y en cualquier lugar, y como si fuera una invocación así desgrané los versos que portaron los sentimientos de la amorosa emoción.
Este Séptimo Libro de los por mí escritos, que es el sexto volumen que publico, los cuales contienen en total once creaciones, muestra al igual que los demás esas aventuras interiores que recorro, por que un libro es una expresión de lo que vivimos por dentro, sea propio o ajeno, que por empatía, simpatía o antipatía sentimos y vivimos, pertenece a la serie o Tetrapoemario que llamo “Granos de Dorada Arena”, formado por este y otros tres mas, Fenixia, Dos Billetes Para El Cometa Azul y Palabras En la Distancia, serie que trata sobre el Amor, su pérdida, la Búsqueda de lo Amado, el encuentro y reencuentro, la sorpresa, la alegría, las diferencias que el tiempo ha causado, las situaciones vivenciales de cada parte, el Derecho de Amor, los desgarros, el sufrimiento, la nueva separación, el silencio, los momentos, la distancia, el miedo, los celos, el temor, la ira, lo imposible, lo social, lo moral, la realidad, el gozo y el placer, la tristeza, el zarandeo de todo, la lucha de la razón y el corazón, el dolor, la nada.

Pero dejemos lo próximo para la próxima vez, pero no sin antes dejaros aquí un anticipo de todo lo que os digo en este libro…

-I-

Tristeza y Soledad reinan dominantes en mí alrededor
y toda la luz que alienta y alza el alma al universo
ha sucumbido ante la nubes tormentosas de la pasión,
vino que embriaga
poción que encabrita,
toda la floresta primaveral
se ha marchitado ante mis ojos,
las luces de neón apagan sus brillos
y los licores de las fiestas
cuán amargos me son
sí a sus rayos de alegría en mi copa no hallo
si a sus ondas mecientes, en mí no siento su abrazo.

Así, con estos versos lo inicio, mostrando el oscuro momento de querer escapar del fondo del agujero… pero recordando el gozo que con Ella antaño hube vivido, evoqué e invoqué como rezando al compasivo Dios

-II-

Tú,
¿dónde te hallas,
donde reposa tu respirar?
Mis ojos atentos en esta vida
de par en par
por encontrar tu rastro se abren.

Y así, fui peregrinando por los campos de mi corazón, hacia Ella, un reflejo de mi mismo como reflejo de Dios…

©2019 GoogleSite Terms of ServicePrivacyDevelopersArtistsAbout Google|Location: United StatesLanguage: English (United States)
By purchasing this item, you are transacting with Google Payments and agreeing to the Google Payments Terms of Service and Privacy Notice.