Parajes de lo incierto

· Alacena Roja
Ebook
66
Pages
Eligible

About this ebook

 Así comienza el Prólogo de Enrique Villagrasa

 

Tras leer estos dieciséis poemas de Óscar Ayala, que pergeñan estos y no otros Parajes de lo incierto, es posible que Jean Cohen tuviera razón al afirmar que el fin que persigue oscuramente el verso sea, justamente, dislocar la sintaxis, pues de alguna manera es la primera sensación que te deja, pues: “Abra/ cada vez que se sienta/ generoso de rabia/ o de palabra/ cada/ vez/ que se sienta/ cadá-/ ver/ para creer”. Pero, no solo logra el poeta dislocar la sintaxis, también saca de su lugar a la propia poesía: “La erótica del verso tiene nombre de planta:”; y al igual que Hölderlin también él pide que los poetas despierten de su letargo a todos los que duermen todavía; ya que: “En ciudades así sólo pueden vivir/ los muertos.”

 

Es un poemario que hay que leer y releer, casi casi memorizar: “De lo que sean comienzo o alimento soy el dueño absoluto.” Aunque a pesar de esto o por esto, por el poemario desfilan los grandes temas de la literatura, como son el amor y la muerte: “Tímidamente muerto/ y abrazado/ me encontrarás a ti cuando despiertes.”; la soledad, el viaje: “¿Esa ciudad es, dime, mi destino?”; y de forma apenas sugerida, la búsqueda de un fundamento ideal de la realidad: “No hay verso sin melífera flor de la tentación”.

About the author

 Estudios de Filología Hispánica, Derecho y Humanidades. Su trabajo como investigador ha estado orientado hacia la vanguardia literaria española, si bien ha dedicado estudios y ediciones a otros autores de nuestra tradición literaria (El estudiante de Salamanca o El Buscón, por ejemplo). En los últimos años se ha convertido en autor de manuales de Lengua y Literatura para Enseñanza Secundaria, de la que es profesor titular en un instituto público madrileño, tras unos años dedicados profesionalmente a la gestión cultural y la labor editorial.

En el terreno de la creación ha obtenido diversos premios literarios en poesía y cuento. Fundador y director de Fugaz/Ediciones, su primer poemario editado fue Atanor. Parque de atracciones poéticas (Germanía, 2001). Parajes de lo incierto, la obra que hoy tenemos en la mano, fue escrito precisamente en aquel año, si bien ha permanecido madurando en un cajón más de una década.

Rate this book

Tell us what you think.

Reading information

Smartphones and tablets
Install the Google Play Books app for Android and iPad/iPhone. It syncs automatically with your account and allows you to read online or offline wherever you are.
Laptops and computers
You can listen to audiobooks purchased on Google Play using your computer's web browser.
eReaders and other devices
To read on e-ink devices like Kobo eReaders, you'll need to download a file and transfer it to your device. Follow the detailed Help Center instructions to transfer the files to supported eReaders.